Sin lugar a dudas que la República Popular China, con más de mil millones de habitantes, es hoy el principal motor económico a nivel internacional, y jugará un papel muy importante, una vez superada la actual pandemia global del coronavirus.

Los expertos coinciden en que el crecimiento de China en niveles económicos es muy grande tanto en tamaño cómo en expansión. El gobierno chino a aplicado una política abierta al mundo en medio del proceso de la globalización, el cuál aprovechó muy bien desde los inicios de las reformas económicas, desarrollando el «socialismo de mercado», y resulta precisamente esta condición para el buen desempeño de las inversiones y el comercio, el mejor argumento para que China se oponga a los intentos de Estados Unidos, de frenar los avances de la gobalización en el orden económico.

China a sabido crear una amplia fuerza laboral, totalmente capacitada en diferentes esferas, capaz de suplir todas las necesidades del capital extranjero, seducido a invertir dentro del país, y en correspondencias con los planes de desarrollo diseñados por el Partido Comunista de la República Popular China.

Nó es de extrañar, los recientes embates por parte de Occidente, afiliado al concepto estadounidense de la necesidad de frenar el desarrollo económico de China, y su capacidad de influencia dentro de Europa y en los Estados Unidos. Por eso, la guerra comercial abierta aplicada por la administración de Donald Trump, la aplicación de altos aranceles, y la suspensión por parte de países europeos, de la instalación de la red inhalámbrica 5G de compañías estatales chinas.

1470cookie-checkChina se convertirá en el motor de la economía mundial después de Covid-19

Deja un comentario