Lo ha dado a conocer a través del encargado de su diplomacia, el español José Borrell, quién ha indicado vía Twiter que las pasadas elecciones presidenciales en Bielorrusia del 9 de Agosto, «no fueron libres ni justas».

De esta manera, la Unión Europea (UE) se niega a reconocer a Alexandr Lukashenko como presidente legítimo de Bielorrusia, y afirma que la toma de posesión del cargo, este23 de Septiembre, y el nuevo mandato reclamado por Lukashenko «carecen de legitimidad democrática».

Por su parte, el presidente polaco, Andrzej Duda, instaba a todos los países miembros de la UE a «hablar con una sola voz y exigir que se respeten los derechos humanos fundamentales, en Bielorrusia.

«La represión de opositores políticos, las detenciones masivas de manifestantes pacíficos o la violencia y la tortura no se pueden tolerar en ningún estado», señaló Andrzej Duda.

La reacción del presidente Lukashenko no se hizo esperar cuando afirmó que: «En relación con la investidura de ayer, hubo cierto malestar y críticas porque no informamos a polacos, lituanos, ucranianos, checos y otros de nuestros planes de celebrar el acto. Según las leyes de Bielorrusia, no tenemos que informar a países occidentales ni a nadie. Es un asunto interno de nuestro país. Unas 2.000 personas, incluidos los militares, fueron invitados a la investidura. Y es casi imposible mantenerlo en secreto».

4420cookie-checkLa Unión Europea está descontenta con Lukashenko y nó lo reconoce como presidente de Bielorrusia

Deja un comentario