Un prominente cardenal del Vaticano, Giovanni Angelo Becciu, presentó su renuncia ante el papa Francisco, según un comunicado de la Santa Sede, debido a que es acusado de presunto ejercicio de corrupción por malversación de fondos de esa institución ecelesiástica.

El cardenal de 72 años, habría estado desviando sustanciales sumas de dinero de las limosnas y donaciones que los feligreses e instituciones otorgan a la Iglesia católica, para financiar actividades de personas cercanas a él, reflejan los documentos expuestos por el diario italiano L’Expresso.

Con uno de los cargos más poderosos e influyentes del Vaticano, Becciu estaría envuelto también en un controvertido acuerdo con dinero de la Iglesia para comprar un lujoso edificio en Londres como inversión, cuando ejercia como subsecretario de Estado, y por cuyo acuerdo inmobiliario, se dió la suspensión en 2019 de 5 empleados de la Santa Sede en Roma.

Sin embargo, el desvio de fondos por el cuál está siendo investigado el cardenal, está generado por la evidencia de una transacción de 100.000 euros, al menos 116.000 dólares, a una cooperativa gestionada por uno de los hermanos de Becciu, asociada a la organización benéfica Caritas de Ozieri, en Cerdeña, Italia. Se calcula que Giovanni Angelo Becciu entregó una cantidad aproximada a 600.000 euros a esa organización desde el año 2013.

«Nó he enriquecido a mi familia», «Estoy dispuesto a explicarle todo al papa. No he hecho nada malo», fue la reacción de Becciu ante la prensa, y señaló que el papa Francisco le habría manifestado su malestar por ese asunto confesándole que «ya no tenía fe en él».

4640cookie-checkUn cardenal del Vaticano renuncia trás ser acusado de malversar miles de dólares de diezmos

Deja un comentario