El Tribunal de Apelaciones de Atenas condenó además a cadena perpetua a Yorgos Fyssas, asesino del rapero antifascista Pavlos Fyssas.

El Tribunal de Apelaciones de Atenas, dictó sentencia este Miércoles contra la cúpula dirigente del grupo político neonazi, «Amanecer Dorado», en un caso de trama criminal que le costó la vida al rapero antifascista Pavlos Fyssas.

Una pena de 13 años de cárcel fue adjudicada a Nikolaos Mijaloliakos, líder de la formación neonazi, a Artemis Matheópulos, se le impuso 10 años, y a 5 otros miembros dirigentes del partido, acusados de dirigir esa banda criminal.

La fiscalía había pedido esa sentencia, que sin embargo, queda dos años por debajo de la pena máxima de privación de libertad para ese tipo de delitos en el código penal griego.

El Tribunal de Apelaciones de Atenas condenó además a cadena perpetua a Yorgos Fyssas, asesino del rapero antifascista Pavlos Fyssas.

El asesinato del rapero, habría desatado las investigaciones, y posterior formulación del caso judicial contra «Amanecer Dorado», recientemente clasificado como organización criminal por la justicia griega.

También el Tribunal dictó penas de entre 5 y 7 años de cárcel para otros 11 ex-diputados de la organización, 41 acusados restantes recibieron sentencias entre varios meses y ocho años de privación de libertad.

Sólo 10 de los 59 condenados estuvieron presentes en la sala para escuchar el fallo del tribunal.

No obstante, el haber sido declarado «Amanecer Dorado», como organización criminal, esa decisión judicial no contempla la ilegalización del partido, ya ese recurso nó está establecido en la Constitución de Grecia.

El grupo político fue creado en 1980 por Nikolaos Mijaloliakos, y durante unos 30 años ha sido considerado el partido más violento de la extrema derecha griega, sin embargo, se convirtió en tercera fuerza política de Grecia.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

7070cookie-check13 años de cárcel para líderes del grupo fascista griego Amanecer Dorado

Deja un comentario