Holgada victoria en las elecciones generales celebradas este Sábado que otorgan la mayoría absoluta en el Parlamento de Nueva Zelanda.

Las elecciones generales celebradas este Sábado en Nueva Zelanda, han dado la victoria al Partido Laborista de ese país, con la primera ministra Jacinda Ardern, a la cabeza, logrando alcanzar mayoría absoluta con un 49% de los votos emitidos.

La revisión de más del 90% de los votos escrutados hasta el momento, otorgan a los laboristas el 49% por encima de su contrincante en las urnas, el opositor Partido Nacional logró un 27% de los sufragios.

De esta manera, de momento el Partido Laborista obtiene 64 escaños en el Parlamento neozelandés de los 120 disponibles, mientras el Partido Nacional dispone de 35 representantes.

Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

En su discurso de victoria electoral, la primera ministra que renueva su mandato, expresó su disposiciónm de «representar a todos los ciudadanos» independientemente de su afiliación política, en un tono conciliador.

La gestión del gobierno laborista frente a la pandemia global del coronavirus, le ha valido el apoyo mayoritario de los ciudadanos y el reconociemiento a nivel internacional.

Hasta el momento, Nueva Zelanda exhibe una incidencia del Covid-19 de tán solo 1.883 contagios, y 25 personas fallecidas.

«Ahora más que nunca, es el momento de seguir adelante. Seguir trabajando, aprovechar las oportunidades que tenemos frente a nosotros, así que demos un paso adelante juntos… sigamos avanzando», destacó la primera ministra en su discurso.

Por su parte, Judith Collins, lider del conservador Partido Nacional de Nueva Zelanda, felicitó a Ardern por su victoria, he hizo un llamado a los militantes de su partido indicando que «vamos a cambiar. El Partido Nacional saldrá más fuerte de esta derrota, más disciplinado y más conectado».

Con esta holgada victoria en las elecciones generales celebradas este Sábado que otorgan la mayoría absoluta en el Parlamento de Nueva Zelanda, el Partido Laborista puede convertirse en el primero en gobernar en solitario desde la reforma electoral de 1996.

El gobierno de Jacinda Ardern tendría más margen de maniobra para cumplir proyectos pendientes como viviendas asequibles económicamente para los ciudadanos, eliminar la pobreza infantil y generar energías limpias.

La mandataria, de 40 años de edad, es una de las líderes más jóvenes en todo el mundo. Fue además pieza clave para impulsar una ley aprobada mayoritariamente en el Parlamento que prohibió la mayoría de las armas automáticas y semiautomáticas, y los componentes que modifican las armas existentes.

Jacinda Ardern también ha sido elogiada por sus muchos gestos personales durante la pandemia en solidaridad con los afectados, al decretar una disminución de los sueldos para ella como primera ministra y demás ministros del gobierno en un 20% durante 6 meses.

«Si alguna vez hubo un momento para cerrar la grieta entre grupos de personas a lo largo de Nueva Zelanda en posiciones diferentes, es ahora», afirmó Ardern.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

7620cookie-checkPartido Laborista gana las elecciones generales en Nueva Zelanda

Deja un comentario