Informe del presidente del Comité Central del Partido Comunista de Rusia, Guenady Ziuganov en el XI Pleno del Comité Central del Partido.

En su discurso ante el XI Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Rusia, Guenady Ziuganov, hizo un llamado a las fuerzas de izquierda y progresistas del país a crear el Frente Patriótico Popular para revertir la situación actual del país y encaminarlo hacia el socialismo.

«La crisis sistémica del capitalismo vuelve a tomar al mundo por el cuello. Sabemos cómo se opone la China socialista, confiando en el desarrollo y la construcción de una sociedad justa de destino común. Vemos cómo Estados Unidos está luchando contra la crisis: imprimiendo dólares y aumentando el presupuesto militar. Sentimos cómo Europa se está tambaleando, involucrándose en las sanciones de Washington contra Rusia y tratando de socavar la estabilidad de Bielorrusia. Entendemos cómo Turquía está contrarrestando la crisis aumentando su influencia bajo lemas nacionalistas. Lamentablemente, desde las oficinas del Kremlin no suena una clara estrategia anticrisis. La oligarquía gobernante simplemente no tiene un programa para que el desarrollo del país sobreviva en un mundo burgués cínico», apuntó el lider comunista ruso, para añadir que:

«Rusia necesita cada vez más cambios, de nuestro programa constructivo, de socialismo. Nuestra sesión plenaria es un paso más en el desarrollo de enfoques para una solución pacífica a la cuestión del poder y la propiedad. Sabemos que expresamos los intereses de la mayoría absoluta, los que viven vendiendo su trabajo. La cuestión es cómo asegurar la victoria de esta mayoría, la política de creación, justicia y amistad de los pueblos. Ha llegado el momento de triplicar los esfuerzos para reunir a aquellos que se oponen a la esclavitud de Rusia por parte del capital mundial o local. ¡El país necesita un Frente Popular verdaderamente de fuerzas izquierdistas y patrióticas!»

«El tiempo llama!», fué la consigna unitaria que lanzó Guenady a las fuerzas de izquierda rusas.

En su intervención, el comunista Ziuganov reflexiona sobre la política exterior, y como los planes de Occidente se planifican aún más contra su país.

«Se ha declarado una guerra híbrida a Rusia. Esta es una guerra de aniquilación y está empeorando. Incluye sanciones económicas, presión militar, provocaciones políticas y ataques de información. El mundo ruso ya no está solo a punta de pistola. Los globalistas están apretando cada vez más el gatillo. Se están burlando cruelmente de Ucrania. Están intentando hacer explotar a Bielorrusia. Intentarán exprimir al máximo los problemas en los que están inmersos Azerbaiyán, Armenia y Kirguistán. Enfrentaremos nuevos intentos de sacudir la situación en Kazajstán, Moldavia y Transnistria»

Además, indicó en sus palabras que «la facción halcón de los globalistas se ha fijado durante mucho tiempo el objetivo de destruir nuestro país. Y no se calmarán. Hoy logran consolidar cada vez más a Occidente contra Rusia. Ha llegado la etapa en la que los llamados socios están trasladando su habitual rusofobia al plano de disparar a matar».

Ziuganov lanzó críticas al gobierno ruso, por ser parte en la consolidación de la realidad negativa que se encuentra el país bajo el capitalismo oligárquico, señalando que «los círculos gobernantes de Rusia no brindan una respuesta efectiva a los crecientes desafíos y amenazas. Las autoridades continúan priorizando los intereses de la oligarquía y los funcionarios atraídos. Los intereses de las personas multinacionales quedan en un segundo plano».

Indicó el lider comunista ruso que «el círculo estrecho está engordando descaradamente a expensas de la mayoría trabajadora. La norma constitucional de que Rusia es un estado social está siendo ignorada sin ceremonias. La población sigue siendo el objetivo de una explotación despiadada. Enfrentando obstáculos en el suministro de recursos energéticos en el exterior, el pueblo se está convirtiendo cada vez más en «nuevo petróleo» para la élite oligárquica. El capitalismo no deja otra opción para el pueblo de Rusia: o vegetación, la pérdida del país y transformación en el patio trasero de la historia, o una lucha obstinada, victoria y renacimiento de la Patria sobre la base del socialismo».

El lider del partido comunista ruso profundizó en el concepto ideológico al afirmar que «Carlos Marx y Federico Engels escribieron en el «Manifiesto del Partido Comunista» que «El poder estatal moderno es sólo un comité que maneja los asuntos de toda la clase burguesa», y destacó que «el capital transforma hábilmente al Estado en un policía que sirve enérgicamente a un puñado de explotadores, custodia ansiosamente sus innumerables propiedades. El poder burgués es una valla alta alrededor de los palacios oligárquicos. Y para desviar la atención de esta cerca, escriben regularmente hermosas frases sobre el amor a la Patria, la democracia, los derechos humanos y los intereses de los ciudadanos».

En su discurso, Ziuganov hizo un análisis de la situación real del país al describir que «Hace tres décadas, nuestro país también fue arrastrado traidoramente al embudo del capitalismo. Desde entonces, la economía y la esfera social de Rusia se han degradado irremediablemente. Solo este año, obtuvimos una caída del PIB de al menos un 8%. Y esto, en lugar de la entrada prometida por el gobierno a las cinco principales economías del mundo, es un avance tecnológico, una victoria sobre la pobreza, la sustitución de importaciones y el crecimiento demográfico. Disminución de la producción en sectores clave: del 4% al 20%. Una quinta parte de las empresas quebró. El desempleo se ha quintuplicado».

Y reafirmó sus palabras al señalar que «los ingresos reales de los ciudadanos han ido disminuyendo durante seis años seguidos. El mendigo. Cada segundo tiene que vivir con nosotros 7 dólares al día. El número de personas que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza sigue aumentando. Hoy hay más de 20 millones de ellos».

Ziuganov explicó la razón del por qué la necesidad de organizar la unidad de izquierdas al afirmar que «solo un Frente Popular unido de fuerzas patrióticas de izquierda puede resistir la alianza de globalistas occidentales y colaboradores locales. Fuerzas, unidas por la comprensión del infortunio inminente, que han aprendido a actuar hombro con hombro, han acumulado experiencia de derrotas y victorias comunes, capaces de rechazar lo pequeño y poner en primer plano lo principal. ¡Fuerzas convencidas de que los intereses de Rusia son los intereses de su mayoría activa!», puntualizó.

Para el lider comunista ruso, «el Partido Comunista de la Federación de Rusia ha fortalecido su autoridad moral y política y ha hecho un serio reclamo de liderazgo al unir las fuerzas de la protesta social y civil».

«Durante las últimas elecciones, el equipo del Partido Comunista fue profesional y convincente. Hemos mejorado nuestros resultados y aumentado el apoyo. El PCFR ha confirmado que es la principal fuerza de oposición y sigue siendo el principal competidor de Rusia Unida en la lucha por el poder», sentenció Ziuganov.

Guenady Ziuganov indicó que la tarea principal del partido para alcanzar esa meta es «convertir el aburrido descontento popular en resistencia activa, ayudar a los ciudadanos a realizar sus objetivos e intereses, esta es nuestra tarea, tarea del partido del pueblo trabajador, del partido del proletariado, del partido de la mayoría del pueblo».

El presidente del Comité Central del Partido Comunista de Rusia, dió un mensaje de unidad para todas las fuerzas patrióticas del país al declarar que: «hoy hacemos un llamado a todos los políticos, figuras públicas, científicos y trabajadores culturales de pensamiento patriótico para que se unan a nosotros. Estamos convencidos de que sólo la Bandera Roja de la Victoria, la bandera del socialismo, puede ser la bandera victoriosa de nuestro frente común».

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

8210cookie-checkLider comunista ruso hace un llamado para crear Frente Popular

Deja un comentario