Lo afirma Serguéi Shoigú, ministro ruso de Defensa, al calificar de injerencia inadmisible el proceder de Occidente en los asuntos internos de ambos países.

Para el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, lo ocurrido en Bielorrusia no es otra cosa que el fallido intento por parte de Occidente de entorpecer los esfuerzos entre ambos países por restaurar la unión mediante «Revoluciones de colores».

«Con el apoyo político y financiero de Occidente hace poco se intentó cambiar el poder en Bielorrusia. Eso se hizo, en particular, con el fin de frustrar la integración en el marco del Estado de la Unión y meter cuña en las relaciones ruso-bielorrusos», enfatizó el ministro ruso.

La afirmación de Shoigú está secundada por su homólogo bielorruso, Víktor Jrenin, quién coincide al señalar que «el intento fallido de organizar una revolución de colores cedió lugar a una guerra híbrida y unas medidas sin precedentes de presión diplomática y político-económica», contra Bielorrusia.

Para ambos encargados de la Defensa rusa y bielorrusa, trás esta intentona de países europeos especialmente está la mano de EEUU, que con el uso de la «tecnología de revoluciones de colores», encendió la tensión e intentó desestabilizar la situación interna en varios países soberanos.

La unidad entre Rusia y Bielorrusia data de tiempos remotos, consolidada con la Unión Soviética, por eso, Serguéi Shoigú manifiesta que «siempre ha sido nuestro vecino más cercano, fiel aliado y socio estratégico, lo cual adquiere una importancia especial en estos tiempos de inestabilidad mundial».

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

Según el ministro de Defensa bielorruso, este es «intento de cambiar el poder en la república que se emprendió por varias fuerzas destructivas incitadas por dirigentes de varios Estados, pero que fracasó gracias a la actuación consolidada de los organismos administrativos y el pueblo bielorruso», enfatizó.

Las relaciones militares entre Rusia y Bielorrusia son muy estrechas, alrededor de 120 proyectos conjuntos se realizan entre ambos países, reconoció Shoigú.

«Dedicamos atención especial a la formación de las Fuerzas Armadas y al incremento de las capacidades de combate de la agrupación regional de tropas, para lo cual realizamos cada año más de 120 eventos conjuntos», remarcó.

En aras de consolidar la unidad entre ambos estados, según el ministro ruso, «se continúa la formación del espacio de defensa en las fronteras del Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia, y se aprobó la doctrina militar conjunta, así como el funcionamiento de la agrupación regional de tropas y el sistema regional unificado de defensa antiaérea».

9860cookie-checkCon una revolución de color, Occidente quiere detener la restauración de la unión entre Rusia y Bielorrusia

Deja un comentario