Varios atentados se han sucedido esta semana en Francia, luego que las caricaturas de Mahoma irritara al mundo islámico.

Las tensiones entre Francia y el mundo islámico se han intensificado esta semana, especialmente en una serie de mensajes alisonantes entre el presidente francés Enmanuel Macron, y el turomano Recep Tayyip Erdogan.

Charlie Hebdo, vueve a ser la piedra en el zapato de la libertad de prensa en Francia. Sus caricaturas en las que refleja satíricamente al profecta Mahoma de la religión del Islám, viene a ser interpretada como una ofensa para los musulmanes del mundo árabe, una expresión de la histórica guerra de dos concepciones ideológicas entre el cristianismo y el islamismo, un tema de larga data.

Caricatura de Mahoma.

Este Jueves, varias personas han sido asesinadas y otras han resultado heridas trás un ataque con arma blanca dentro de una iglesia en Niza. Luego, un hombre al grito de «»Allahu Akbar» (Alá es Grande), fue abatido por la policía al amenazar con un cuchillo a varios transeúntes.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, compareció ante la Asamblea Nacional para anunciar que la alerta en el país se ha elevado del «riesgo de ataque» al nivel de «urgencia atentado», y afirmó que «la respuesta del gobierno será «firme, implacable e inmediata».

Macron ha afirmado que Francia nó renunciará a las caricaturas de Charlie Hebdo, aunque ellas incluyan al religioso musulmán, porque considera ese ejercicio como un derecho elemental de la «libertad de prensa», a pesar de que evidentemente trata un tema sensible para millones de personas en todo el mundo.

Para el presidente francés, la tarea inmediata de su gobierno es «recuperar mediante la acción política el terreno perdido por el Estado«, trás lo que considera «décadas de inacción y laisser-aller» (dejar hacer) ante lo que denominó el «separatismo islamista«.

Varios atentados se han efectuado en Francia, presuntamente a manos de yihadistas que buscan, mediante actos de terror, vengarse por lo que consideran una profanación de su religión. El 16 de 0ctubre del 2015, el mundo se solidarizó con las víctimas del atentado a la base de la propia revista Charlie Hebdo, luego de publicar las caricaturas del profeta Mahoma.

Rechazo a Macron por los musulmanes.

Emmanuel Macron ha prometido intensificar la luchar contra lo que denominó el «separatismo islámico» en Francia, y aseguró que defenderá la publicación de las caricaturas de Mahoma.

Las tensiones volvieron a su punto más álgido en las últimas semanas, debido a que Turquía intensificó las perforaciones en el Mar Mediterráneo cercano a los límites con Grecia, en busca de nuevos yacimientos de gas, el hecho encontró principalmente la repulsa del gobierno francés, quién advirtió al gobierno turco de «represalias».

Recientemente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía hizo un comunicado de prensa en el cuál se convocó al encargado de negocios de Francia en Ankara, un encuentro donde le expresaron un enérgico rechazo por la caricatura de Erdonagn en el semanario francés Charlie Hebdo.

Varios países de la región árabe, entre ellos: Irán, Pakistán y Turquía, han expresado su protesta por la posición adoptada por las autoridades francesas, en su respaldo a las caricaturas del profeta Mahoma realizadas por Charlie Hebdo.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

10200cookie-checkCharlie Hebdo, la piedra en el zapato de la libertad de prensa en Francia

Deja un comentario