Como parte de la ceremonia, el Ejército de Bolivia entregará al nuevo presidente sus «honores militares».

Este Domingo, 8 de Octubre, juramentó a su cargo de nuevo presidente de Bolivia, el representante del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, en una ceremonia que inició ritualmente con una ofrenda a la Pachamama, a cargo del Consejo Nacional de Amautas».

«Como Ministro sacrifiqué muchas cosas con ustedes para servir a la patria. Hoy les pido cinco años mas de paciencia y tolerancia. Se sembró muerte, miedo y discriminación, recrudeció el racismo y se uso la pandemia para prorrogar a un Gobierno ilegítimo», expresó el nuevo mandatario a su familia y al pueblo boliviano.

A las 10:00 am dió inicio la sesión inaugural de la Asamblea Plurinacional de Bolivia, también controlada por el MAS, y donde el próximo presidente del Estado y su vicepresidente, David Choquehuanca, tomaron lugar a sus cargos en al acto central de posesión.

Refiriéndose al gobierno de facto saliente, Arce indicó que «durante meses se llenaron la boca de democracia para unos, mientras se trataba de proscribir no solo al MAS, sino al pueblo en su conjunto».

Entre las 12 del día y la 1 de la tarde, tiene lugar un acto de presentación ante los mandatarios y representantes extranjeros invitados a este evento, que se estima ronda las 240 personas, entre los que sobresalen: Alberto Fernández, presidente de Argentina, Hasán Rohaní, presidente de Irán, y Felipe VI, rey de España y jefe del Estado y el vicepresidente español, Pablo Iglesias.

Entre los ausentes a este acto de posesión del nuevo mandatario boliviano destacan: Andrés Manuel Lopez Obrador, presidente de México, Nicolás Maduro, de Venezuela, Sebastían Piñera de Chile, y támpoco el presidente de Cuba, Diaz-Canel.

Por su parte, la administración de Donald Trump en EE.UU. envió a una delegación especial, que no incluye dirigentes de renombre político en ese país norteño.

El cronograma también tiene programado un desfile en el cuál las Fuerzas Armadas de Bolivia rendirán «honores militares» al nuevo presidente del MAS, luego de un año de haber participado en la sonada que depuso al entonces mandatario Evo Morales, por supuestas irregularidades en las elecciones cuyos resultados renovaron su permanencia en el poder.

Sin embargo, esta semana los dirigentes de la oposición de la derecha más reacionaria del país, y que tiene su base en el departamento de Santa Cruz, el más adinerado de la nación andina, dispuso la convocatoria a marchas, bloqueo de carreteras y protestas en contra del nuevo gobierno, al nó reconocer nuevamente la victoria del MAS.

En vitud de ello, el viceministro saliente de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, manifestó que para garantizar la seguridad en La Paz, la Policía local preparó un operativo de 3.000 uniformados.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

12420cookie-checkEl socialismo vuelve a Bolivia trás asunción de Arce

Deja un comentario