A pocos días de haber reemplazado en el cargo al depuesto Martín Vizcarra, Manuel Merino corre la misma suerte que su antecesor.

Luego de una sesión extraordinaria del Congreso del Perú, mediante su Junta de Portavoces, conformada por los voceros de las nueve bancadas parlamentarias, para evaluar la destitución del recién nombrado presidente Manuel Merino, éste anunció la dimisión a ese cargo para el cuál fue electo por los legistadores hace solo 5 días antes.

«Nada justifica que una legítima protesta deba desencadenar la muerte de peruanos», comunicó al los familiares de los dos manifestantes muertos en las protestas debido a la reacción policial, al anunciar su renuncia «irrevocable» al cargo de presidente de la República.

En sus declaraciones, Merino indicó que los ministros de su gobierno continuarán en sus cargos «hasta que la incertidumbre del momento actual se pueda resolver», ya que según él, «de ninguna manera habrá un vacío de poder».

Luis Valdez Farías, vicepresidente del Congreso y actual presidente en funciones de ese organismo, luego de la asunsión de Merino como presidente de la República, lo instó a «renunciar de inmediato» al cargo.

En declaraciones a la prensa, Farías expresó su petición «al señor Merino que evalúe su inmediata renuncia».

Según el presidente en funciones del Congreso peruano, «ningún militante de mi bancada y de esta Mesa (Directiva) va a querer tentar la posibilidad de presidir la próxima Mesa Directiva, ni tampoco la Presidencia de la República», destacó Farías.

Y es que el clima político en el Perú se ha complicado desde que el Congreso aprobó la destitución previa del presidente Martín Vizcarra, por hayarlo «moralmente incapacitado» de ejercer esa cargo trás una investigación que lo cincula con actividades de corrupción.

Los simpatizantes del destituido presidente salieron enardecidos con esa decisión a las calles, protagonizando protestas en todo el país, que han encontrado la reacción de la policia, y teniendo como resultado hasta ahora la muerte de dos manifestantes.

Según los manifestantes, la decisión de destitución del presidente Martín Vizcarra, es inconstitucional, al considerar que fue tomada por un Congreso de mayoría opositora, como expresión de «venganza» de la ultraderecha, cuyo acto denuncian como «Golpe de Estado».

Según las leyes peruanas, ante la renuncia del presidente de la República, estas dictan que el pleno del Congreso debe nombrar a un parlamentario del Legislativo para que ejerza la presidencia del Ejecutivo.

De igual forma, este día 15 de Noviembre, la Mesa Directiva del Parlamento, conformada por su presidente y tres vicepresidentes, se prevé que renuncie y asuma una nueva, elegida por el pleno. del Congreso.

Por su parte, El Tribunal Constitucional de Perú (TC) manifestó su rechazo a la represión por parte de la Policía Nacional, y condenó la muerte de dos manifestantes durante las protestas ciudadanas.

Por medio de su cuenta en Twiter, el Tribunal comunicó en el día de ayer que «ante la muerte de dos jóvenes y múltiples heridos en la marcha del día de hoy , la Presidencia del Tribunal Constitucional expresa su profundo rechazo a la actuación de la Policía Nacional del Perú».

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

13430cookie-checkDimite recien electo presidente de Perú, Manuel Merino

Deja un comentario