Según el presidente ruso, la tríada nuclear en Rusia sigue siendo la garantía clave más importante de la seguridad militar.

Durante una reunión con el alto mando del Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia, los departamentos militares federales y las empresas de la industria de la defensa, el presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó que «un primer ataque con armamento nuclear es inaceptable», y que la parte rusa solo puede usar su arsenal nuclear en respuesta a un ataque nuclear.

Según el presidente, la tríada nuclear en Rusia, que no es otra cosa que las fuerzas armadas estratégicas con armas nucleares de un estado, conformada por tres componentes: aviación estratégica, misiles balísticos intercontinentales y submarinos nucleares, sigue siendo la garantía clave más importante de la seguridad militar de Rusia, además, la estabilidad global en el mundo.

Putin aseguró en el encuentro que: «mantener tal equilibrio de fuerzas anula la amenaza de un conflicto militar a gran escala, haciendo que cualquier intento de chantajear o presionar a la Federación de Rusia sea sin sentido».

El mandatario ruso hizo énfasis en el hecho de que Rusia debe tener en cuenta el peligro de factores externos, por ejemplo, la expansión de la presencia militar de la OTAN cerca de las fronteras de la Federación de Rusia. En ese sentido comentó que su país propuso reducir la actividad militar durante la pandemia del coronavirus, pero la alianza trasatlántica no respondió a la propuesta en absoluto, señalando que la intensidad de los vuelos aéreos y las operaciones de las flotas de los países de la OTAN solo aumentó.

Putin comentó también sobre los cambios significativos en los enfoques conceptuales sobre el uso de armas nucleares, consagrados en los documentos de planificación estratégica de Estados Unidos, al señalar que:

«Hoy, la doctrina nuclear estadounidense registra la posibilidad de utilizar armas nucleares en respuesta al uso de armas no nucleares. Al mismo tiempo, no se especifican en absoluto las condiciones para el uso de armas nucleares. Y Rusia es declarada como el principal adversario militar».

El presidente reafirmó la posición de Rusia al defender firmemente el fortalecimiento y la mejora de los mecanismos para garantizar la estabilidad estratégica y el control de armamentos a nivel internacional. «Hemos presentado a los socios estadounidenses propuestas para el desarrollo de una nueva ecuación de seguridad, que tenga en cuenta todos los factores que afectan la estabilidad estratégica», remarcó Vladimir Putin.

La política trazada por la estrategia militar rusa considera que «cualquier misil dirigido a Rusia provocará una respuesta nuclear, ya que es imposible establecer de forma fiable el tipo de misil lanzado para atacar desde el lado enemigo».

«Si el misil de un adversario potencial vuela en dirección a la Federación de Rusia, la escala de la respuesta será determinada por el liderazgo militar ruso, guiado por la situación. Porque si se trata de un ataque con misiles en el territorio de la Federación de Rusia, el objetivo del enemigo definitivamente será la destrucción del país».

«Las propuestas rusas sientan las bases para la continuación de un diálogo integral con Estados Unidos sobre el futuro control de armas de misiles nucleares. Y esto es importante no solo para estos dos países, sino también para el mundo entero, dado que la Federación de Rusia y los Estados Unidos son las mayores potencias nucleares», indicó Putin a los presentes en el encuentro.

Subrayó además al concluir su intervención que «Rusia ha reafirmado su posición de principio de que el uso de armas nucleares es una medida extremadamente excepcional para garantizar la seguridad nacional. De hecho, estamos hablando del hecho de que podemos usar las armas nucleares a las que nos referimos en respuesta a un ataque nuclear contra nuestro país».

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

13670cookie-checkPutin confirma que respuesta nuclear es segura, pero atacar primero es inaceptable

Deja un comentario