Entre tanto, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, se reunió por separado con las autoridades de Azerbaiyán y de Armenia.

El conlicto armado en Nagorno Karabaj tiene larga data, incluso antes de la desintegración de la Unión Soviética, los últimos vestigios de esa disputa territorial entre Armenia y Azerbaiyán provocó el derribo por parte de los militares azeríes de un helicópero ruso que realizaba operaciones logísticas, y la muerte de dos de sus tripulantes, hecho que condicionó el acuerdo tripartito de alto al fuego.

En una gira por ambos países enemigos, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, en compañía del ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, y el ministro de Salud, Mijaíl Murashko, viajó primero a Armenia, y luego a Azerbaiyán, para evaluar por separado con las autoridades el cumplimiento del acuerdo del alto al fuego, así como los detalles del despliegue de las fuerzas militares rusas, como cascos azules, en los territorios de demarcación en Nagorno Karabaj.

En primer orden, Serguéi Shoigú, se reunió con su homólogo armenio, Vagarshak Arutiunián, y el primer ministro de ese país, Nikol Pashinián, quién sufre el rechazo amplio de la oposición a su gobierno, por heber firmado un acuerdo que facilitó el control por parte de Azerbaiyán de algunas ciudades tomadas militarmente por el enemigo, dado lo cuál exigen su renuncia.

Según Shoigú, «queda mucho trabajo por hacer, pero espero que esta vez esté encaminado a normalizar la vida pacífica en Karabaj», expresó ante las autoridades armenias, a lo que detalló que «ya fueron desplegados 23 puestos de observación en Nagorno Karabaj», ello permitirá según el ministro ruso, mantener «bajo control la ruta hacia Stepanakert y el llamado corredor de Lachín y garantizan el retorno de los refugiados»,

En el encuentro salió a relucir que alrededor de 7.000 refugiados ya regresaron a los territorios que estuvieron sometidos bajo el fuego amado azerí y armenio, en ese sentido, Rusia envió este viernes materiales de construcción a Nagorno Karabaj. El Ministerio de Emergencias ruso envió a la ciudad de Stepanakert  45 toneladas de esos materiales para apoyar rápidamente en la reconstrucción de las propiedades dañadas en el conflicto.

Entre tanto, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián declaró en el encuentro que Armenia espera estrechar su lazos de cooperación con Rusia, incluido en el ámbito técnico-militar y de defensa.

En palabras de Pashinián, «antes de la guerra [en Nagorno Karabaj] hubo un periodo difícil, pero ahora los tiempos son aún más duros, durante este periodo esperamos estrechar nuestra cooperación con la Federación de Rusia, incluido en materia de defensa», indicó.

Encuentro del ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en Bakú.

Luego de finalizada la reunión con las autoridades armenias, el misnitro ruso de Defensa, Serguéi Shougú y su comitiva viajó a Azerbaiyán, donde estableció un encuentro similar con su par azerbaiyano en el ministerio, Zakir Hasanov, y el presidente de ese país, Ilham Aliyev.

En el encuentro, Shoigú analizó con los asistentes, igualmente los detalles en el cumplimiento del alto al fuego entre Azerbaiyán y Armenia, y la participación de Rusia en la pacificación del área en dispiuta entre ambas naciones.

«Creo que no ha pasado mucho tiempo desde la histórica declaración [de los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj], pero las fuerzas de paz [rusas] ya han ocupado las posiciones asignadas, 23 puestos de observación …Durante este periodo se ha respetado el alto el fuego y estoy seguro de que seguirá siendo así», manifestó Shoigú en la reunión.

Por su parte, el presidente azerí aprovechó la reunión para declarar que su gobierno que dispone de fotos y vídeos en los que se evidencia que Armenia contrató a mercenarios extranjeros para apoyar a sus fuerzas militares en Nagorno Karabaj.

«Armenia usó activamente a mercenarios extranjeros. Tenemos numerosos fotos y vídeos, pasaportes de ciudadanos extranjeros, incluidos los de Francia, Estados Unidos, el Líbano, Canadá, Georgia y de otros países», argumentó Aliyev, calificando ese acto armenio de «inaceptable».

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, indicó a la prensa que todos los participantes en estos dos encuentros reconocieron que el acuerdo de alto al fuego tripartito entre Armenia, Rusia y Azerbaiyán, están dando resultados, y por tanto «no tiene alternativa», en respuesta a las críticas recibidas dentro de la oposición en Armenia, y en Occidente.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

14920cookie-checkNagorno Karabaj, un conflicto llegado a su fin?

Deja un comentario