El proyecto formulado por el gobierno derechista de Alejandro Giammattei provocó la ira de los manifestantes que incendiaron parte del Parlamento.

El pueblo de Guatemala ha logrado en las calles, a través de las diversas manifestaciones que se llevaron a cabo desde la semana anterior, y que provocó la quema de una parte del Legislativo, que la Junta Directiva de ese organismo, junto a 16 diputados, anunciara la suspensión del trámite del Presupuesto 2021 presentado por el gobierno.

Y es que fue precisamente ese proceso el detonante de las protestas, en medio del descontento popular por lo que se traduciría en una reducción considerable de los fondos asignados a la oficina del Procurador de los Derechos Humanos, al Organismo Judicial, la Universidad de San Carlos, a los pacientes oncológicos, a los niños recién nacidos, a las madres lactantes, entre otras cuestiones sociales.

Allan Rodríguez, presidente de la Cámara de los diputados, dió a conocer la suspensión del proceso de aprobación del proyecto de presupuestos del 2021, «en aras de mantener la gobernabilidad del país y la paz social», indicó a través de las cuentas del Congreso guatemalteco en las redes sociales.

Sin embargo, Rodriguez desestimó que ello haya sido la causa principal que originó las protestas en Guatemala, sino que los refirió «al crecimiento poblacional y a las demandas crecientes de la misma», indicó.

«La manifestación del sábado 21 de noviembre se había convocado desde los últimos días de octubre, y el presupuesto fue usado como el argumento principal para dar sustento y soporte a dicha manifestación, planificada con el objetivo claro de romper el orden constitucional», expresó Allan Rodríguez.

La oposición a este proyecto gubernamental, calificó el proceso de aprobación en el Congreso como «opaco», ya que, según ellos, el mismo se tramitó con caracter de «urgencia nacional», una vez que el documento final se trasladadó a los diputados tan solo unas horas antes, sin tiempo para analizarlo y con cambios sustanciales respecto al texto debatido, e incluso sin la precensia de un némero considerable de legisladores.

La semana pasada, la alianza de partidos oficialistas de la derecha guatemalteca logró reunir 115 votos de los 160 votos legislativos para aprobar esos presupuestos para el 2021, valorados en 99.700 millones de quetzales (unos10.800 millones de euros), calificados como los más altos de la historia del país, pero con una fuerte reducción en gastos sociales.

Según lo estipulado por esde proyecto de ley, patra garantizar esos gastos excesivos, en un país donde su realidad indica que su renta per cápita no supera los 1.500 dólares, según el texto, cada guatemalteco debería pagar 1.690 dólares.

Por su parte, el presidente de la República de Guatemala, Alejandro Giammattei, asignó ayer Domingo, 22 de Noviembre, al ministro de Finanzas, Álvaro González, la tarea de convocar lo que definió como «tanques de pensamiento y varios sectores de la sociedad civil para lograr consensos respecto al presupuesto 2021, según las necesidades del país», afirmó.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

15650cookie-checkGuatemaltecos logran que Congreso suspenda aprobación de Presupuesto 2021

Deja un comentario