Los funcionarios serán destituidos de su cargo si no presentan documentos que demuestren su renuncia a la segunda nacionalidad o el permiso de residencia de un país extranjero.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, presentó ante la Duma Estatal (Parlamento ruso), un proyecto de ley que prohibe a los funcionarios estatales y municipales del país a tener una segunda nacionalidad además de la rusa.

«El proyecto de ley federal tiene por objetivo detallar las disposiciones de ciertas actas legislativas de la Federación de Rusia que prevén restricciones para ocupar los cargos estatales y municipales, los cargos del servicio estatal y municipal y otros cargos en relación con la nacionalidad o permiso de residencia de un Estado extranjero u otro documento que acredite el derecho del ciudadano ruso a vivir de manera permanente en el territorio de un Estado extranjero», señala el comunicado de la Duma.

Mediante este proyecto de ley, que se corresponde con lo estipulado en las enmiendas consticionales aprobadas este año por medio de referéndum, establece que los funcionarios deberán notificar la renuncia a la nacionalidad rusa y la obtención de un documento que certifique su derecho a vivir en el extranjero.

Dicha prohibición de la segunda ciudadanía, aplicaa los empleados de seguridad estatal y aduanas, el Ministerio de Emergencias, el Servicio de Inteligencia Externa, el Servicio Penitenciario Federal, el Ministerio del Interior, el Comité de Investigación, los militares, los guardias de seguridad, los diputados, los gobernadores de las entidades territoriales rusas y el presidente del Banco de Rusia.

Un aspecto importante de la ley resulta el hecho de que todos funcionarios del Estado ruso que no sean capaces de presentar los documentos que acrediten la renuncia a la segunda nacionalidad o el permiso de residencia de un país extranjero en un plazo de 6 meses, desde la entrada en vigor de la ley, serán despedido de sus cargos.

Según Andréi Klishas, presidente del Comité para la Legislación Constitucional del Senado ruso, en entrevista para Sputnik, la prohibición de nacionalidad extranjera se extiende también a los diplomáticos y sus cónyuges, «no se admiten en el servicio diplomático ruso, ni podrán permanecer en un cargo diplomático, aquellos ciudadanos rusos cuyos cónyuges no tienen nacionalidad rusa o tienen una nacionalidad o un permiso de residencia extranjeros», indicó.

De ser aprobada, la nueva regulación establece además que, en caso tal de comprobarse la doble nacionalidad de un funcionario, el contrato con el empleado del servicio diplomático debe rescindirse y esa persona debe destituirse del servicio civil estatal.

Crea tu blog personal con DreamHost y WordPress!

DreamHost

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

17460cookie-checkProyecto de ley presentado por Putin niega segunda nacionalidad a funcionarios rusos

Deja un comentario