Según el representante ucraniano en la ONU, las autoridades soviéticas son culpables de la «ocupación» de Ucrania y la muerte de miles de ucranianos.

El representante permanente de Ucrania ante la ONU, Serhiy Kislitsa, dijo este Miércoles en ese organismo, que la URSS presuntamente estuvo involucrada en el estallido de la Segunda Guerra Mundial. acusando a las autoridades soviéticas de la «ocupación» de Ucrania y la consecuente muerte de miles de ucranianos.

“Durante la ocupación, las autoridades soviéticas mataron a miles de ucranianos. Luego, durante la retirada en 1941, la destrucción y el incendio de importantes infraestructuras en las ciudades ante el avance nazi resultaron en aún más muertes ”, manifestó Kislitsa.

El diplomático ucraniano añadió además en su intervención, que en 1944, «la imagen cambió a lo contrario, ya que las tropas soviéticas que avanzaban dispararon granadas de mortero, mientras que las tropas nazis en retirada prendieron fuego a todo lo que en ese momento «aún no había sido destruido», enfatizó.

La misión ucraniana ante la ONU, publicó un comunicado en Twiter indicando que «Ucrania recordó así a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, que supuestamente fue desatada por Hitler y Stalin en 1939».

Según establecen expertos del tema, la declaración hecha por Ucrania en la ONU se puede atribuir a la cantidad de «intentos vergonzosos de reescribir la historia», algo que se corresponde con el discurso pronunciado por el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzya.

Según indican los expertos, la reevaluación de la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en parte de la ideología estatal de Ucrania, y el discurso de su representante permanente ante la ONU es uno de esos ejemplos en el intento de reescribir la historia.

En correspondencia con esa postura, en 2015, Ucrania adoptó un paquete de leyes en su Parlamento, dominado por fuerzas de ultra-derecha, sobre «descomunización», adoptando nuevas normativas, mediante las cuáles, las autoridades del país equipararon el nazismo alemán con la ideología comunista, prohibiendo los símbolos de la URSS y el Tercer Reich, bajo la ley «Sobre la condena de los regímenes totalitarios comunistas y nacionalsocialistas (nazis) en Ucrania, y la prohibición de la propaganda de sus símbolos también se aplica a la expresión abierta de las opiniones comunistas.

De esa manera, Ucrania inició una campaña a gran escala en todo el país para cambiar el nombre de asentamientos, calles, y demoler monumentos a los líderes de la Unión Soviética.

En Diciembre del 2018, el entonces presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, firmó una ley sobre beneficios para los ex-miembros del ala militante de la Organización de Nacionalistas Ucranianos – Ejército Insurgente Ucraniano (OUN-UPA), que durante la Segunda Guerra Mundial, luchó al lado de la Alemania nazi, una organización que las autoridades de Kiev llaman «participantes en la lucha por la independencia de Ucrania en el siglo XX».

Los integrantes de esa organización nacionalista ucraniana recibieron una serie de beneficios del gobierno, incluidos beneficios en servicios públicos y sanitarios, como el acceso a un grupo de medicamentos.

En el 2019, los activistas nacionalistas ucranianos demolieron un monumento al mariscal soviético Georgy Zhukov, en Jarkov, un hecho que para el Instituto de Memoria Nacional de Ucrania (UINP) fue calificado como una acción legal.

Bandera de la URSS sobre el Reichtag.

Rusia tacha la declaración de Ucrania en la ONU como vergonzosa

Para Vladimir Shapovalov, subdirector del Instituto de Historia y Política de la Universidad Pedagógica Estatal de Moscú, “esta es una declaración vergonzosa para Ucrania. Así, las autoridades tacharon el recuerdo del papel del pueblo ucraniano en la Gran Guerra Patria, que luchó como parte del Ejército Rojo. Esta posición no tiene nada que ver con las realidades históricas. Durante la guerra, Alemania ocupó todo el territorio de la Ucrania soviética, los nazis cometieron crímenes contra la población. Y ahora todo se ha puesto patas arriba en la retórica de las autoridades ucranianas».

Según el especialista ruso, «cuando Kiev declara sobre algunos ucranianos asesinados por el régimen soviético, en realidad se trata de colaboradores ucranianos que lucharon en el bando del Tercer Reich. Sin embargo, las autoridades ucranianas temen declarar esto directamente», manifestó.

Por otra parte, Andrei Suzdaltsev, vicedecano de la Facultad de Economía Mundial y Asuntos Internacionales de la Escuela Superior de Economía de Rusia, explicó, en entrevista para Rusia Today, que “el discurso de que los ucranianos se convertirán en víctimas no tiene fundamento. Cabe recordar que el ejército soviético tomó el control de la Línea Curzon, gracias a la cual Ucrania Occidental fue en ese momento devuelta a la nación ucraniana. En cuanto a los reclamos por la destrucción de infraestructura por parte del ejército, esto es ridículo, porque ningún ejército se lo deja al enemigo. De hecho, todos estos argumentos tienen una base simple: no solo el blanqueo, sino también la sacralización de los banderaitas, que está ocurriendo hoy en Ucrania”.

Vasily Nebenzya, representante permanente de Rusia ante la ONU recordó a la Asamblea Nacional el sacrificio de la Unión Soviética, que perdió 27 millones de personas en la Segunda Guerra Mundial.

«Desafortunadamente, hoy estamos presenciando intentos vergonzosos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial, estamos presenciando el desarrollo de conceptos erróneos que niegan la historia de agresión o incluso glorifican guerras de conquista y dominio colonial», manifestó Nebenzya, e indicó que «hoy existe el deseo de borrar la memoria de las hazañas, de destruir monumentos militares, de prohibir el uso de medallas y símbolos de distinción, que están firmemente asociados con la Victoria».

“Desafortunadamente, Occidente no se está retractando de Ucrania. Además, en muchos sentidos, las autoridades de Kiev se hacen eco de la retórica occidental. Hay muchos ejemplos de este tipo, uno de ellos es un intento de presentar el caso como si los nazis fueran derrotados sólo por Estados Unidos y Gran Bretaña”, señaló por su parte, Vladimir Shapovalov.

El analista ruso destaca también el hecho de que «la versión de la historia que transmite Kiev es absurda, porque si se llama al ejército soviético un ejército de ocupación, resultará que lo mismo deberían llamarse los millones de ucranianos que sirvieron en él. Las autoridades ucranianas cultivan el mito de la «ocupación» soviética como parte de una ideología destructiva anti-rusa. Una parte de la sociedad ucraniana cree esto, porque la sociedad no está unida. Sin embargo, estas ideas son ajenas a la mayoría de los ucranianos, porque la gente recuerda la verdadera historia de la Gran Guerra Patria», enfatizó.

Crea tu blog personal con DreamHost y WordPress!

DreamHost

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

18060cookie-checkUcrania trata de vincular a la URSS con el inicio de la Segunda Guerra Mundial

Deja un comentario