Parlamento ruso aprobó ley que permitirá multar con hasta 150.000 rublos (menos de 2.000 dólares) a los funcionarios públicos que ofendan a los ciudadanos.

La Duma estatal rusa, cámara baja del Parlamento, aprobó una ley este Miércoles que otorga la posibilidad de penalizar mediante la imposición de multas a cualquier funcionario público del Estado y el Gobierno que ofenda a los ciudadanos de Rusia durante el desempeño de sus funciones.

La ley, impulsada por el secretario del Consejo General del partido Rusia Unida, el vicepresidente del Consejo de la Federación de Rusia, Andréi Turchak, y el encargado del Comité de Política de Información de la Duma, Alexandr Jinstein.

La iniciativa propone modificar el concepto de insulto, mediante lo cuál se clasifica «ofensa» tanto el uso de palabras soeces, como también la utilización de otras formas denominadas «contrarias a las normas morales y la ética aceptada por la mayoría», indica el texto aprobado hoy.

La ley, que deberá pasar ahora su ratificación en el Senado, y posterior firma del presidente de Rusia, Vladimir Putin, establece multas para los empleados estatales y municipales por cometer injurias, que podrían oscilar entre 50.000 y 100.000 rublos (desde 680 dólares a 1.360 dólares aproximádamente).

En ese orden, los funcionarios que incurran en esos hechos correrán el riesgo de ser descalificados por negligencia, al menos por un año, y en caso de reincidencia, el castigo puede ser extendido hasta 2 años.

Las multas por reincidencia serán de 100.000 a 150.000 rublos (entre 1.360 dólares hasta 2.040 dólares).

En el caso de insultos proferidos en un discurso público, y mostrado en los medios de comunicación, o publicados de forma pública en Internet contra varias personas, incluidas personas no identificadas individualmente, la ley proyecta duplicar esas multas.

La ley insta a aclarar en el Código de Infracciones Administrativas el concepto de «difamación», y definir el castigo para las personas jurídicas que no pueden ser castigadas en virtud de un artículo similar del código penal ruso.

Por otra parte, quienes en cargos de dirección no tomen medidas para evitar el insulto en los medios de comunicación o la Internet, la multas también serán multiplicadas.

De tal manera que quiénes incurran en el delito de difundir información deliberadamente falsa que difame el honor y la dignidad de otra persona, las multas asecenderán de 500.000 a 3 millones de rublos (entre 6.800 dólares estadounidenses a 40.901).

No obstante, los ciudadanos que recurran a las groserías y palabras peyorativas contra los funcionarios públicos del Estado, las multas aumentarán el doble, en el mismo orden que para los funcionarios, y para las personas jurídicas.

Quieres crear tu blog personal o página web, con Bluehost puedes hacer ese sueño realidad, comienza ahora!

21440cookie-checkRusia castigará a funcionarios públicos que ofendan a los ciudadanos

Deja un comentario