Discurso de Vladimir Putin en la XVII reunión del Club Internacional de Debates Valdái.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, efectuó este Jueves un discurso ante la habitual reunión del Club Internacional de Debates Valdái, que este año celebra su XVII edición.

La trasmisión de las palabras del gobernante ruso se realizó de manera virtual frente a un plenario reducido en esta ocasión, integrado por personalidades de la política y periodistas de diferentes medios de prensa, como parte de las restricciones que impone la pandemia global del coronavirus.

En sus discurso, Putin abordó diversos temas de carater nacional e internacional. Desde el punto de vista interno destacó los retos a los que se enfrenta la sociedad rusa en las actuales condiciones, tanto en el ámbito político, social y económico, y estableció una conección entre la compleja situación económica dentro del país, agravada por las condiciones impuestas por la pandemia, y la política de sanciones aplicadas contra Rusia por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.

«Fortaleciendo nuestro país, mirando lo que está sucediendo en el mundo, en otros países, quiero decirles a aquellos que aún están esperando la debilitación gradual de Rusia: en este caso, nos preocupa solo una cosa: ojalá no nos resfriemos en su funeral», remarcó Putin en clara referencia a los países que en Occidente anhelan la destrucción del país euroasiático.

El presidente ruso señaló en su intervención, que luego de la disolución de la URSS algunos actores internacionales trataron de «dar de baja» a Rusia, sin embargo aclaró que su país evalúa objetivamente sus capacidades intelectuales, territoriales, económicas y militares.

«De hecho, el orden mundial de la posguerra fue creado por tres potencias victoriosas: la Unión Soviética, Estados Unidos y el Reino Unido. El papel del Reino Unido ha cambiado durante este tiempo, la URSS no está, y alguien ha tratado de descartar a Rusia por completo», indió el presidente.

Por otra parte, refiriéndose al tema de la pandemia del coronavirus, Vladimir Putin señaló «que ésta demostró a la humanidad que debemos actuar juntos, pero no ha conseguido enseñar al mundo a «unirse al 100 %».

«Por mucho que la necesidad de combatir la pandemia no una a la comunidad internacional, aún debemos tomar medidas sistemáticas para resolver los problemas persistentes», remarcó Putin.

Haciendo una reflexión sobre la situación impuesta a nivel global por la Covid-19, Putin reflexionó que «El coronavirus no ha retrocedido y todavía representa una seria amenaza. Probablemente, un trasfondo tan alarmante solo refuerza para algunas personas la sensación de que comienza una época completamente diferente, que no solo estamos al borde de cambios dramáticos, sino en una era de cambios tectónicos en todos los ámbitos de la vida».

Retomando la política exterior, el presidente ruso advirtió que «el mundo no tendrá futuro si no hay algunas restricciones en la esfera de la carrera armamentista», haciendo referencia a la imposibilidad hasta el momento de llegar a un acuerdo con el gobierno de EEUU de postergar al menos por un año la expiración del tratado conjunto START III.

«Todo el mundo lo sabe muy bien, ellos salieron del Tratado sobre Misiles Antibalísticos, luego, del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, luego, del Tratado de Cielos Abiertos, todavía no han salido, pero EE.UU. anunció que había iniciado el procedimiento para retirarse de ese tratado», señalo el mandatario en su alocusión.

Vladimir Putin expresó que Moscú está dispuesto a ampliar el tratado START III, e incluir en él las nuevas armas hipersónicas rusas,

«Si nuestros socios deciden que no es necesario, bueno, que así sea, no podemos mantenerlos. Nuestra seguridad, la seguridad de Rusia, no sufrirá por esto, especialmente porque tenemos los sistemas de armas más modernos», destacó Putin.

35850cookie-check«No queremos resfriarnos en su funeral», responde Putin a quienes esperan la debilitación de Rusia

Deja un comentario