Según indica el estudio, si bien los avances tecnológicos, científicos y la calidad de vida han representado factores esenciales para el aumento de la esperanza de vida de manera significativa a lo largo de la historia, lo cierto es que el organismo humano llega a una completa «pérdida de resiliencia» a la edad de entre 120 y 150 años, aseguran los expertos.

Un estudio elaborado por un grupo de científicos rusos, estimó como resultado el «límite absoluto» de la expectativa de vida de los seres humanos en cualquier época de la historia de la humanidad, a partir de un método para predecir la expectativa de vida máxima a nivel individual y de los análisis de múltiples marcadores de la vejez en la sangre.

Según indica el estudio, si bien los avances tecnológicos, científicos y la calidad de vida han representado factores esenciales para el aumento de la esperanza de vida de manera significativa a lo largo de la historia, lo cierto es que el organismo humano llega a una completa «pérdida de resiliencia» a la edad de entre 120 y 150 años, aseguran los expertos.

Del análisis se deduce, que unque ninguna persona ha alcanzado los 150 años de edad en los tiempos modernos, y la mayoría de los seres humanos muere por padecer enfermedades crónicas u otras causas letales antes de alcanzar los 120 años, los investigadores aseguran que el reloj biológico de cada individuo señala los 150 años como un límite de lo posible para el máximo de la expectativa de vida.

El grupo de científicos rusos, desarrollaron una aplicación a partir del sistema operativo de los iPhone, con la cual se puede estimar de forma precisa la tasa de envejecimiento biológico y lo que se considera como la «vida útil» de cada persona, en ese sentido, ese equipo de investigadores han emprendido el diseño de programas y algoritmos para prolongar la vida humana.

Por medio de dos parámetros clave, se establece la esperanza de vida a base de los datos de exámenes médicos y estudios del ADN. Un primer parámetro está basado en la edad biológica, la cuál incluye los niveles de estrés, el estilo de vida y también las enfermedades. El segundo parámetro está referido a la resiliencia, que manifiesta el indicio de lo rápido que vuelve a la normalidad el primer factor después de toda clase de lesiones o enfermedades, en otras palabras, la capacidad que tiene el organismo humano para resistir y recuperarse.

Según explica Piotr Fédichev, uno de los especialistas del Instituto de Física y Tecnología de Moscú involucrado en el estudio, «el envejecimiento en sí está asociado con el surgimiento de enfermedades relacionadas con la edad». «Se trata de un proceso general que lleva a una rápida disminución en la persona de su capacidad de resistir factores internos y externos«, destacan los resultados de la investigación publicada en Nature.com.

«Algo se descompone constantemente en el cuerpo humano, y ello es un proceso normal para un sistema tan complejo», enfatiza el experto. Según detalla el estudio, «esta complejidad implica una repetida elección, el organismo destina recursos para la supervivencia (concentración, velocidad de reacción, reproducción) o para reparar las fallas), mientras que al mismo tiempo, carece de recursos para ambas funciones».

53440cookie-checkCientíficos rusos determinan la edad máxima que pueden alcanzar los seres humanos modernos

Deja un comentario