Según declaró el líder ruso, a principios de la década de 1990 la URSS hizo todo lo posible para construir relaciones normales con Occidente.

Durante su conferencia de prensa anual, efectuada este jueves, el presidente ruso, Vladimir Putin, destacó que la presión constante de las potencias occidententales sobre Rusia solo puede ser explicada por el hecho de que las élites de esos países piensan que Rusia es «demasiado grande» territorialmente incluso después del colapso de la Unión Soviética, una precepción que no se acostumbran a aceptar.

«En 1918, uno de los ayudantes de Woodrow Wilson, el presidente de Estados Unidos, dijo que el mundo entero descansaría más tranquilo si en lugar de la enorme Rusia actual hubiera un estado en Siberia y otros cuatro países en la parte europea», recordó Putin, ante los periodistas reunidos en el encuentro en representación de diversos medios de prensa y audiovisuales.

El presidente señaló además, que en 1991, cuando la URSS se desintegró, el país se dividió en partes separadas. «Sin embargo, existe la impresión de que esto no es suficiente para nuestros socios. En su opinión, Rusia es demasiado grande hoy. Porque los propios países europeos se convirtieron en estados más pequeños. No grandes imperios sino países pequeños, 60-80 millones de personas. Sin embargo, incluso después de la caída de la URSS, donde solo nos quedan 146 millones de ciudadanos rusos, todavía es demasiado. Me parece que esa presión constante solo puede explicarse por esto», dijo Putin.

Según declaró el líder ruso, a principios de la década de 1990 la URSS hizo todo lo posible para construir relaciones normales con Occidente. Luego de la desintegración de la URSS, «Occidente debería haber tratado a Rusia como un aliado potencial», señaló el encargado del Kremlin, argumentando, que las potencias occidentales podían haber facilitado su fortalecimiento en lugar de intentar inducir «una mayor desintegración» en el país euroasiático.

«Los representantes de los servicios estadounidenses correspondientes estaban sentados en nuestras instalaciones de ciclo militar, estaban trabajando allí, en las ubicaciones del complejo de armas nucleares de Rusia, todos los días vivían allí», aseguró el presidente ruso.

Relató Putin, que «numerosos asesores trabajaron en el gobierno ruso, incluidos miembros del personal de la CIA. ¿Qué más se necesitaba? ¿Por qué era necesario apoyar a los terroristas en el Cáucaso septentrional y utilizar organizaciones manifiestamente terroristas para intentar desintegrar la Federación de Rusia? Sin embargo, esto se hizo, y yo, como ex director del FSB, lo sé con certeza. Trabajamos con agentes dobles allí, nos informaron qué objetivos les había fijado la inteligencia occidental. ¿Por qué era necesario hacer esto?», remarcó el mandatario.

El presidente ruso recalcó, que esa conducta de las potencias occidentales fue seguida por la expansión hacia el este de la Organización del tratado del Atlántico Norte (OTAN), indicando, que ese proceso «ya se ha producido en cinco oleadas».

«Decíamos: ‘No hagas esto’ (expansión de la OTAN hacia el este). Nos prometiste que no lo harían. Y nos dijeron: ‘¿Y dónde está escrito en papel? ¿En ninguna parte? Eso es, entonces, vete al infierno. No nos importa sobre sus inquietudes. «Y esto (ha estado pasando) durante años. Cada vez que rompimos, intentamos prevenir algo, expresamos inquietudes. No. Deja tus inquietudes. Haremos lo que consideremos necesario», «nos dijeron», puntualizó el presidente de Rusia.

«Entonces, ¿dónde no nos entienden (las potencias occidentales)? No lo sé. Preguntarías lo que no está claro aquí», indicó Putin a una pregunta del periodista de Sky News. «Creo que todo está claro aquí. Queremos garantizar nuestra seguridad», concluyó Putin, al respecto.

El comportamiento de Occidente es deshonesto y ha incumplido sus promesas, sostuvo el presidente de Rusia.

Vladimir Putin consideró en su conferencia de prensa anual, que son las potencias occidentales las que deben dar garantías de seguridad a Rusia «de inmediato y no al revés», al abordar sobre el contenido de las propuestas presentadas por Moscú a Estados Unidos y a la OTAN.

«La OTAN debe detener su expansión hacia el Este, principalmente en Ucrania. Occidente está poniendo a Ucrania en el centro de la seguridad global con sus esfuerzos». «La OTAN engañó escandalosamente a Rusia», dijo el líder ruso, e insistió en señalar, que el comportamiento de Occidente es deshonesto y ha incumplido sus promesas.

«Nos dijeron en la década de 1990: ni un centímetro hacia el Este. ¿Cuál es el resultado? Nos engañaron. Simplemente nos engañaron descaradamente con las cinco oleadas de expansión de la OTAN. Ahora los sistemas correspondientes ya están apareciendo en Rumania y Polonia», aseveró el mandatario.

Putin puntualizó, que «no es Rusia la que debe dar garantías de paz», es Occidente «quien debe brindar garantías. y debe hacerlo de inmediato, ahora, y no seguir hablando de esto durante décadas», manifestó el gobernante ruso, acotando, que no es Rusia la que se ha acercado a las fronteras de Estados Unidos o Gran Bretaña. «Se han acercado a las nuestras. Y ahora dicen que ‘Ucrania también será miembro de la OTAN’. En consecuencia, sus sistemas de misiles aparecerán allí», dijo Vladimir Putin, en el encuentro.

«Debemos entender cómo se garantizará nuestra seguridad. Por eso, dejando de lado todos los trucos, planteamos claramente que no debería haber más expansión de la OTAN hacia el este». «La pelota está en su cancha y deberían responder algo», enfatizó Putin.

El mandatario agregó, que «en general, estamos viendo una reacción positiva hasta ahora. Nuestros socios estadounidenses nos dicen que están listos para comenzar las discusiones. Ambas partes han designado a sus representantes», y expresó su esperanza en que «la situación se desarrolle en esta línea».

«Espero que esta primera reacción positiva y el posible inicio del diálogo sobre las propuestas de Rusia, anunciado a principios de enero, permitan que las partes avancen», subrayó Putin.

«Queremos construir buenas relaciones de vecindad con Ucrania, lo queremos a cualquier precio, y de hecho, estamos haciendo todo lo posible al respecto», aseguró Putin.

El presidente ruso destacó ante los medios de comunicación, reunidos en su conferencia de prensa anual, que apesar de los lazos históricos y de hermandad que han unido durante mucho tiempo a Rusia y Ucrania, las actuales autoridades del país vecino no quieren desarrollar esa interacción con Rusia, y en su lugar, han optado por estrechar sus vínculos con los intereses de las potencias al Oeste.

Putin comentó en el encuentro, que ahora las autoridades nacionalistas de Ucrania «han declarado a los rusos que viven en ese territorio, en su propio territorio, un pueblo no originario, al igual que los polacos, los húngaros y los rumanos» y «simplemente están exprimiendo a los rusos y a la población de habla rusa de su territorios históricos», dijo el presidente.

Al respecto, Putin aseguró, que al formar la Unión Soviética, Vladimir Lenin y su equipo de gobierno cometieron el error de incluir la región rusoparlante del Donbass en Ucrania, creando según él, las raíces de «la crisis que se está gestando ahora».

«Incluso cuando la Unión Soviética se formó, no se consideraba (el Donbass) nada más que parte de Rusia?», preguntó el mandatario ruso a los periodistas, argumentando que, «sin embargo, en ese entonces, Lenin y su equipo lo empujaron con fuerza (hacia Ucrania)». «Primero, decidieron incluir la región en Rusia, pero pasaron a revisar el asunto. Y sí lo revisaron, creando un país que nunca había existido, agregando un territorio histórico sin preguntarle a su gente dónde y cómo quería vivir», señaló Putin.

El mandatario ruso recordó, a su vez, que la crisis ucraniana actual surgió después de un «golpe militar mortal (Maidan) en 2014, a pesar de la disposición del entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, para evitarla»,

«¿Cómo pudimos rechazar a Sebastopol y Crimea, las personas que viven allí, y negarnos a tomarlos bajo nuestra protección y brindarles protección? Eso es imposible. Nos pusieron en una situación en la que no podíamos actuar de otra manera. De manera similar, ¿podríamos han mostrado falta de voluntad en medio de los acontecimientos en el sureste, en Donbass», enfatizó Putin.

El líder ruso manifestó, que el actual presidente ucraniano Volodomir Zelensky «se ha encontrado bajo la influencia de elementos radicales, como los líderes anteriores del país, después de llegar al poder». «Sin embargo, ¿cómo podemos construir estas relaciones con la administración actual [en Ucrania] considerando lo que están haciendo en este momento? Esto es prácticamente imposible», añadió Putin.

«Queremos construir buenas relaciones de vecindad con Ucrania y, además, lo queremos, debería decir, a cualquier precio y, de hecho, estamos haciendo todo lo posible al respecto», dijo el presidente de Rusia.

84400cookie-checkOccidente ve a Rusia «tan grande» como la URSS, y por eso sueña con desintegrarla como sucedió con la Unión Soviética

Deja un comentario