La resistencia a los pesticidas ha aumentado entre los mosquitos en las últimas décadas, pero hasta ahora no estaba claro hasta qué punto.

Según un estudio publicado el jueves en Nature Fundar, la inteligancia de los mosquitos podría ser más allá de lo que pensamos, y eso podría dificultar aún más deshacerse de ellos y de las enfermedades que transmiten.

Los científicos que estudiaron dos especies de mosquitos que transmiten enfermedades como el dengue, el zika y la fiebre del Nilo Occidental (Aedes aegypti y Culex quinquefasciatus) descubrieron que las hembras aprendieron a evitar los pesticidas después de una sola exposición no letal.

Los investigadores expusieron a los mosquitos hembra a dosis no letales de pesticidas antimosquitos comunes y descubrieron que los mosquitos que habían estado expuestos previamente a un pesticida evitaban pasar a través de un mosquitero tratado con pesticida para llegar a una fuente de alimento a un ritmo mayor que los que no habían sido preexpuestos, según detalla la publicación.

Además, como resultado se destacó que la tasa de supervivencia de los mosquitos preexpuestos fue más del doble que la de los mosquitos que no habían sido preexpuestos.

En general, los hallazgos sugieren que los mosquitos que han estado expuestos a dosis no letales de pesticidas aprenden a evitar estos pesticidas y, como resultado, pueden buscar fuentes de alimentos y sitios de descanso más seguros, lo que les permite sobrevivir para reproducirse.

A su vez, los mosquitos preexpuestos también tenían más probabilidades de descansar en un recipiente que olía a una sustancia de control, en lugar de un recipiente que olía a pesticida, resaltaron los investigadores.

La resistencia a los pesticidas ha aumentado entre los mosquitos en las últimas décadas, pero hasta ahora no estaba claro hasta qué punto. «Los mosquitos han estado aprendiendo», «simplemente no lo sabíamos», dijo a ABC News Frederic Tripet, ecólogo del comportamiento y director del Centro de Entomología y Parasitología Aplicadas de la Universidad de Keele en el Reino Unido.

En 2012, Tripet fue coautor de otro estudio que demostró que los mosquitos eran capaces de aprender, que podían asociar diferentes patrones, señales visuales u olores con una experiencia positiva o negativa. Esos hallazgos sugirieron que el aprendizaje puede ser relevante para su relación con los pesticidas, dijo e especialista.

«Así que están allí. Tienen esta primera mala experiencia». «Y si no los matamos en primera instancia, entonces aprenderán a evitarlo», dijo Tripet. «El aprendizaje, combinado con la resistencia fisiológica a los pesticidas, agrava las dificultades para deshacerse de los mosquitos con pesticidas», agregó el investigador, quien colaboró en la investigación de este estudio con la Unidad de Control de Vectores de la Universidad Sains Malaysia en Penang, Malasia.

El experto señaló, que se necesitarán nuevas soluciones para controlar mejor las poblaciones de mosquitos «Una forma puede ser idear un compuesto químico que tenga una reacción retardada, por lo tanto, si no mata a un mosquito la primera vez, el insecto no asociará el olor con una experiencia negativa», dijo Tripet, y añadió, que el aprendizaje también se puede interrumpir agregando un olor atractivo a la mezcla.

102330cookie-checkLos mosquitos son tan inteligentes que aprendieron a no ser erradicados por los humanos, asegura un estudio reciente

Deja un comentario