La información descrita en el mensaje galáctico, refiere datos sobre la composición bioquímica de la vida en el planeta Tierra, la posición del Sistema Solar en la Vía Láctea y sus representaciones digitalizadas. 

Con un proyecto denominado ‘Beacon in the Galaxy’, especialistas del Laboratorio de Propulsión a Chorro y el Departamento de Ingeniería Aeroespacial de la NASA (EEUU) y de universidades del Reino Unido, Países Bajos y China, se han propuesto enviar un nuevo mensaje codificado al espacio exterior con el objetivo de contactar con una posible inteligencia extraterrestre en la Vía Láctea (la galaxia en que vivimos).

El proyecto, publicado en el repositorio Arxiv, contiene un mensaje codificado en sistema binario con la intención de que sea legible para los receptores y está, a su vez, integrado por conceptos científicos, matemáticos y físicos, así como, dos figuras humanas desnudas que simbolizan los cuerpos de una mujer y un hombre.

La información descrita en el mensaje galáctico, refiere datos sobre la composición bioquímica de la vida en el planeta Tierra, la posición del Sistema Solar en la Vía Láctea y sus representaciones digitalizadas. 

«Se ha desarrollado un mensaje codificado en binario actualizado para su transmisión a extraterrestres
Inteligencias en la Vía Láctea. El mensaje propuesto incluye matemáticas básicas y conceptos físicos para establecer un medio universal de comunicación seguido de información sobre la composición bioquímica de la vida en la Tierra, la posición con marca de tiempo del Sistema Solar en la Vía Láctea en relación con los cúmulos globulares conocidos, así como representaciones digitalizadas del Sistema Solar,y la superficie de la Tierra»
, detalla el documento.

El mensaje concluye con imágenes digitalizadas de la forma humana, junto con una invitación para que cualquier inteligencia receptora responda. La posible transmisión futura tanto desde la red de quinientos metros de los telescopios Aperture Spherical radio Telescope, en China, y el Allen Telescope Array del Instituto SETI, en el norte de California, han sido direccionados a una región seleccionada de la Vía Láctea que ha sido propuesta como la más probable que la vida se haya desarrollado, se indica en la publicación.

Incluso antes de que se confirmara el primer descubrimiento de exoplanetas en 1995, los intentos de escuchar las señales de origen extraterrestre inteligente (ETI), así como el envío de señales propias, estaban bien en marcha. A pesar de algunas falsas alarmas, como la primera detección de lo que resultó ser púlsares en la década de 1960 y la «señal WOW» en 1977, hemos escuchado con cada vez más
tecnología sofisticada para cualquier expresión de un ‘otro’ lejano, señalan los expertos en el proyecto.

«La estructura de doble hélice del ADN es clave para su función esencial de autorreplicación, esta ordenada a través de sus diferentes pares de bases y, por lo tanto, la estructura lógicamente se incluiría en la página inmediatamente después de la descripción de las bases del ADN. Dado el papel central del ADN en la bioquímica humana», señala el texto,

Según el argumento expuesto por los científicos a cargo del proyecto, las representaciones de la anatomía humana masculina y femenina deberían acompañar a la estructura de doble hélice.
Por lo tanto, la figura 3.8 muestra tanto la doble hélice como una imagen de hombres y mujeres humanos a lo largo con la trayectoria de un objeto que cae en la parte inferior izquierda para ayudar a cualquier destinatario con la orientación de la imagen (14).

«Esta página puede considerarse fácilmente una de las partes más importantes del mensaje, ya que
una representación física de los remitentes de un mensaje cósmico sin duda sería de gran interés»
, dicen los expertos.

129150cookie-checkCon cuerpos humanos desnudos en el espacio planea la NASA atraer la atención de inteligencia extraterrestre

Deja un comentario