Todos los depredadores prehistóricos marinos sucumbieron ante el reptil carnívoro más grande jamás conocido

Con un cráneo y mandíbulas que ocupaban una quinta parte de la longitud total del animal, tenía una poderosa mordida. Cuatro enormes aletas, una cola corta y comprimida lateralmente, así como una cabeza muy grande y estrecha con dientes enormes (de unos 30 cm de largo) convirtieron al Liopleurodon en el gobernante indiscutible de todos … Sigue leyendo Todos los depredadores prehistóricos marinos sucumbieron ante el reptil carnívoro más grande jamás conocido