La ‘hormiga panda’ se describió por primera vez a la ciencia en 1938. las hormigas panda no viven en colonias y tampoco tienen reinas, zánganos ni obreras.

Entre los géneros de insectos verdaderamente hermosos en la naturaleza, podemos encontrar a la Euspinolia, más conocidas como «hormigas panda», las cuáles fueron descritas por primera vez a la ciencia en 1938 y cuyo hábitat se encuentra en las regiones costeras secas de Chile.

En realidad, las hormigas panda no son del todo hormigas, sino que su cuerpo está conformado por las avispas de la familia Mutillidae, llamadas comúnmente como hormigas de terciopelo. Como muchas especies de avispas, y a diferencia de las verdaderas hormigas, las hormigas panda no viven en colonias y tampoco tienen reinas, zánganos ni obreras.

El nombre peculiar de estas criaturas proviene de la propia coloración en blanco y negro de las hembras, la cuál asemeja la imagen de los osos pandas de China.

Sin embargo, éstas también son conocidas como hormigas asesinas por la picadura increíblemente dolorosa que pueden producir con su aguijón inusualmente largo y maniobrable. Solamente las hembras pueden picar ya que el aguijón de estas avispas es una modificación del ovipositor.

Por otro lado, estas avispas tienen muchas adaptaciones que les hace ser interesantes, una de ellas es su extremo dimorfismo sexual, ya que las hembras tienen los aguijones mencionados anteriormente, pero no tienen alas. Sin embargo, los machos son más grandes y aunque carecen de aguijón, tienen alas.

No obstante, las diferencias entre los sexos son tan dramáticas que a menudo es muy difícil determinar cuáles son los dos sexos de una especie determinada a menos que se los vea apareándose. Los machos en muchas especies son mucho más grandes que las hembras que en realidad recogen a las hembras y las llevan en vuelo durante el apareamiento.

Después del apareamiento, el macho deja a la hembra en el suelo y ella se arrastra hacia la madriguera subterránea de otras especies de abejas o avispas. La larva de estas otras abejas y avispas que anidan en el suelo se convertirán en los anfitriones de la creciente larva de la hormiga panda.

Lo que sucede es que la hormiga panda hembra pondrá un solo huevo al lado de cada larva o pupa huésped que encuentre. Estos huevos eclosionan y la larva de la hormiga panda se abre camino hacia la larva huésped.

La hormiga panda crece dentro de la larva huésped, se alimenta de su tejido y finalmente la mata. Una vez que la larva de la hormiga panda madura y se convierte en un adulto, solo se alimenta de néctar.

Otra adaptación genial de las hormigas panda son los exoesqueletos increíblemente fuertes de estas avispas, tan fuertes que entomólogos a menudo tienen dificultades para pasar un alfiler de acero a través de los especímenes recolectados.

Este exoesqueleto duro y fuerte ayuda a reducir la pérdida de agua, lo cual es útil porque estas avispas viven en regiones secas y arenosas de Chile, donde la retención de agua es una preocupación importante. Sus exoesqueletos duros también les permiten invadir los nidos subterráneos de sus especies anfitrionas.

Expertos señalan que, a pesar de estos datos, es muy poco lo que se sabe sobre el estado y los niveles de población de estas avispas, debido a su rango geográfico limitado y la naturaleza restringida del lado occidental de la Cordillera de los Andes.

Según estimaciones, probablemente se verán fuertemente afectados por el cambio climático, ya que las condiciones secas que existen dentro de los rangos de temperatura que estos insectos parecen favorecer son empujadas cuesta arriba.

Los tiburones tienen «preferencia» por atacar mortalmente a los hombres, según revela estudio.

Durante un largo tiempo, científicos de todo el mundo han realizado investigaciones e identificado una serie de hechos inusuales e interesantes científicamente probados sobre los hombres. En uno de ellos, científicos australianos de la Universidad de Bond, en Queensland, demostraron que los tiburones dan «preferencia» en sus ataques a los machos humanos.

Los estudios han demostrado que más del 80% de los ataques de tiburones son dirigidos hacia los hombres, la mayoría de ellos mortales. Los resultados obtenidos por los especialistas parecían tan increíbles que decidieron verificarlos dos veces para confirmarlos.

Sin embrago, expertos indican que los ataques violentos por parte de tiburones en contra de los seres humanos son increíblemente raros. Según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburón que mantiene el Museo de Florida, en EEUU, solo se registraron 129 ataques de este tipo en 2020 y de ellos, 57 fueron ataques no provocados.

«Un ataque no provocado es un incidente en el que se produce un ataque a un ser humano vivo en el hábitat natural del tiburón con ninguna provocación humana del tiburón”. «En muchos casos, estos ataques son más como mordiscos de prueba, en los que los tiburones usan la boca para explorar la posibilidad de que algo sea la cena», señala el texto.

Según el experto en tiburones y ex buzo de limpieza de la Marina australiana, Paul de Gelder, reflexionar sobre los tiburones y su capacidad para dominarnos en aguas abiertas es parte de la naturaleza humana.

«Es miedo a lo desconocido». “Es el miedo a que un animal que no puedes ver venir te coma vivo”, comentó Gelder a la prensa. En 2009, fue atacado por un tiburón toro que le arrancó parte del brazo derecho y parte de la pierna derecha. En lugar de guardar rencor, Gelder se ha convertido en un defensor de los tiburones.

“Nunca culpé al tiburón”. “El tiburón solo estaba haciendo lo que hace un tiburón en el océano”, sostuvo. El experto señaló, que en el caso muy improbable de que te encuentres cara a cara con un tiburón, podrías seguir algunos consejos que pueden mejorar tus posibilidades de supervivencia.

Gelder menionó como tales, no entres en pánico alrededor de un tiburón«Si estás en el agua y de repente te encuentras en compañía de un tiburón, el instinto te dirá que te reubiques de inmediato. Resiste ese impulso», enfatizó el especialista.

“Cuando ves un depredador, quieres escapar lo más rápido posible”. “Pero entonces es mucho más probable que te muerdan”. «El pánico pondrá a un tiburón en modo depredador. Recuerde: el hecho de que haya un tiburón cerca no significa que esté automáticamente en el menú. “Cuando nadamos con tiburones, nueve de cada 10 personas dirán: ‘No me sentí amenazado. No sentí que el tiburón quisiera atacarme. Era solo curiosidad. Espera eso. Te mantendrá tranquilo”, dijo Gelder.

Indicó también, que es necesario tratar de mantener el contacto visual con el tiburón. «Al igual que los perros, los tiburones respetan la asertividad. “Lo mejor que puedes hacer es enfrentarte a un tiburón”. “No con agresión. Mantén la calma. Mantén tus ojos en él. Muéstrales que tú también eres un depredador”. Si se acerca un tiburón, puedes alejarlo. No querrás comenzar una pelea que es probable que pierdas, pero puedes evitar una si le dices al tiburón que no eres dócil», opinó el experto.

Dijo que si un tiburón ataca, contraataca. «La desafortunada realidad de un ataque de tiburón es que si uno decide que podrías ser comida, no tienes mucho que decir al respecto. Incluso una mordedura de prueba, en la que el tiburón puede darte un mordisco inquisitivo, puede causar lesiones graves», enfatizó Gelder.

«Y si se trata de un asalto total, estás en todo tipo de problemas». “’Cuando el tiburón me agarró, sentí presión”. “Pero no sentí que me entraran los dientes. No sentí ningún dolor hasta que comenzó a sacudirme y desgarrarme”, detalló el experto sobre su propio ataque.

«Aún así, hacer algo es mejor que nada. Vuélvase loco, golpeando y atacando al tiburón como puedas. Los ojos, la nariz y las branquias son buenos objetivos. Cualquier cosa que muestre al tiburón que no la tomarás”. “Quizás salgas”. «Tener un arma a mano es aún mejor. Puedes usar un cuchillo y apuntar a las branquias o la parte inferior del tiburón, pero no intentes apuñalar la parte superior. No podrás penetrarlo”, precisó Gelder.

Según él, si un tiburón te ha mordido el brazo, mantenlo sobre tu cabeza«Si tiene la suerte de que un tiburón pierda interés, nade lo más rápido que pueda hasta la orilla o la seguridad. Si tiene una herida en el brazo, asegúrese de mantenerla elevada por encima de su corazón». “Mantenerlo por encima de su corazón detendrá el sangrado”, indicó el especialista.

Como quinto consejo, Gelder señaló que hagas lo que hagas, trata de no mirar la herida«Los humanos no son rival para los tiburones, y las heridas que infligen los animales pueden ser devastadoras». Gelder dijo que tuvo cuidado de no mirar su pierna severamente dañada.

“Pensé que si no miraba la herida, no entraría en shock”. “Es como cuando un niño pequeño se corta el dedo. No empieza a llorar hasta que ve sangre. Sabía que algo andaba mal con mi pierna, pero no sabía qué. Sabía que podría ser horrible. No me concentré en eso”, subrayó el experto.

145760cookie-checkLa hormiga panda crece dentro de la larva huésped, se alimenta de su tejido y finalmente la mata

Deja un comentario