El astrónomo sostuvo que mientras estamos explorando Marte, es mucho más eficiente hacerlo con manos de robots.

En 1995 los científicos descubrieron en primer exoplaneta (un planeta ubicado fuera de nuestro sistema solar) que se tuviera cuenta, aunque los astrónomos han descubierto más de tres mil de estos cuerpos celestes, hasta la actualidad aún no sabe determinar si cuentan con vida orgánica o no, o incluso si son habitables.

En torno a una estrella no muy diferente al Sol, ubicada en la constelación de Pegaso, permanece uno de los exoplanetas más estudiados por los científicos, se trata del gigante gaseoso Osiris, y cuya «cola larga» de pequeños asteroides le caracteriza. Osiris se convirtió en el primer exoplaneta descubierto por los astrónomos en su insesante búsqueda de vida extraterrestre.

En principio, se afirma que Osiris carece de vida y ello nunca será posible debido a que es un exoplaneta caliente y que se evapora rápidamente, un fenómeno que se notó por primera vez en 1999, por medio del método Doppler, y que a partir de entonces, posibilitó el descubriento de más de 30 exoplanetas.

Con el tiempo, otro grupo de científicos logró encontrar el mismo planeta de una manera diferente, un método denominado «tránsito» y que dió paso a la confirmación de la existencia de nuevos mundos, más allá del nuestro.

Para el astrónomo, profesor asociado de la Facultad de Física de la Universidad Estatal de Moscú e investigador principal del Instituto Astronómico Estatal, Vladimir Surdin, se han encontrado planetas alrededor de estrellas vecinas durante más de 20 años y, a lo largo de los años, se han acumulado muchos métodos diferente, dijo a RT, al hablar sobre cómo se exploran los cuerpos celestes extrasolares y cuándo una persona puede pisar la superficie del «Planeta Rojo» (Marte).

«Entre ellos, hay dos de los más productivos, gracias a los cuales se han descubierto el 90% de todos los exoplanetas. Estos son el método de las velocidades radiales y el método de los recubrimientos», indicó el experto.

Usando el método de las velocidades radiales, la velocidad de una estrella que se acerca o se aleja de nosotros se mide a lo largo de su espectro. El llamado efecto Doppler hace que el espectro cambie ligeramente de forma: las líneas espectrales se desplazan hacia el extremo azul o rojo del espectro, dependiendo de si la estrella se acerca o se aleja de nosotros, explicó Surdin en la entrevista.

Según él, esto puede suceder por muchas razones. «Por ejemplo, la estrella misma puede pulsar, luego su superficie se acerca o se aleja. Pero puede averiguar con bastante precisión cuándo estos movimientos de una estrella están asociados con la presencia de planetas junto a ella», dijo.

En este caso, se producen cambios periódicos y, siguiendo varios períodos orbitales, se puede estar seguro de que es el planeta el que “sacude” a su estrella. Así, en 1995 se descubrió el primer exoplaneta y, hasta la fecha, alrededor del 30% de los exoplanetas han sido descubiertos por este método, agregó el científico.

Además, detalló que si accidentalmente logramos estar en el plano del movimiento orbital del planeta, podemos usar el segundo método. «En cada revolución alrededor de la estrella, el planeta se proyectará sobre ella. Es decir, nosotros, los habitantes de la Tierra, veremos cómo pasa sobre el fondo del disco de una estrella y la cubre un poco», destacó Surdin.

Agregó que el brillo de la estrella disminuirá muy levemente, pero puedes notarlo. El método de revestimiento -traducido del inglés se llama método de tránsito hizo posible descubrir y catalogar el 50-60% de todos los planetas que se encuentran alrededor de otras estrellas.

«Todo esto significa que simplemente adivinamos sobre su existencia. Los planetas son débiles, por lo que el telescopio no puede detectarlos. Sin embargo, ya se han fotografiado unos 80 exoplanetas. Esto no es mucho, porque se han descubierto 3.500 exoplanetas»:, sostuvo el astrónomo ruso

Explicó que las que han sido fotografiadas son gigantescas y, desde el punto de vista de la búsqueda de vida, de poco interés. Y tan pequeños como la Tierra ni siquiera han sido fotografiados todavía; no sabemos nada sobre ellos, excepto el hecho mismo de su existencia, masa y tamaño. Debido a esto, no se les está buscando vida, estamos esperando telescopios más grandes para obtener sus imágenes y espectros.

Puntualizó Surdin, que a partir de estos datos, podemos conocer la composición de la atmósfera de los planetas, lo que puede dar pistas sobre si hay vida allí o no.

Al ser preguntado por RT, si es posible determinar de forma fiable si hay vida en un exoplaneta o no?, el experto dijo que «los biólogos no conocen otras opciones de vida, excepto la terrestre, el carbono, que vive en una atmósfera rica en oxígeno. Es cierto que hay algunos subtipos de seres vivos: algunos respiran oxígeno, otros no lo necesitan», señaló.

«De cualquier manera, hay pocas opciones. Suponemos que si el planeta tiene una atmósfera rica en vapor de agua (y, como saben, ninguna de las formas de vida puede prescindir del agua), si hay oxígeno, dióxido de carbono, tal vez metano como producto de desecho, entonces en la superficie allí puede haber vida. Si se esconde bajo la superficie, nuestros métodos no pueden detectarlo allí», argumentó Surdin.

No se habla de colonización. Una colonia es un asentamiento separado que vive a sus expensas, con sus propios recursos.

En referencia al hecho de que, últimamente los políticos han estado hablando sobre la posibilidad de colonizar Marte en la década de 2030 y si esa intención era realista para su implementación, Surnin señaló que «no hay recursos en Marte. Si un hombre alguna vez llega allí, se verá obligado a abastecerse de la Tierra, lo cual es muy caro».

El astróniomo sostuvo que mientras estamos explorando Marte, es mucho más eficiente hacerlo con manos de robots. «Son fiables y han trabajado durante décadas cerca de Marte y en su superficie. El hombre en este planeta aún no puede justificar su presencia: nos veríamos obligados a gastar muchos recursos en su vuelo, suministro, soporte vital», dijo Surnin.

«Además, ni Rusia, ni Estados Unidos, ni China todavía tienen la capacidad física para hacer esto, no hay misiles lo suficientemente potentes. Probablemente aparecerán en un futuro próximo, entre 2025 y 2028. Pero incluso ellos no podrán llevar a una persona viva y sana a Marte, porque la dosis de radiación que recibirá un astronauta durante el vuelo es muy alta», manifestó el experto.

«Es cierto que Elon Musk (el fundador de Space X) anunció sus planes para un vuelo rápido, que tomará de dos a tres meses, y presentó un plan para una nueva versión del cohete en el otoño. Si Musk logra realizar sus intenciones (y generalmente lo logra), entonces, bajo las condiciones de dicho vuelo, una persona podrá llegar a Marte con buena salud y trabajar allí durante algún tiempo. Pero sigue siendo caro e injustificado», explicó Surnin.

El especialista sostuvo que, hasta ahora, estamos hablando solo de exploración planetaria. «Cuando entendamos qué es Marte, cuáles son las condiciones para la vida allí, si el planeta tiene su propia vida marciana, entonces será posible hablar de colonización. Quizás el primer hombre visite Marte de la misma manera que una vez visitó la Luna. Pero si hablamos de colonización, entonces creo que este momento no llegará pronto, en un siglo, y tal vez más», enfatizó Surnin.

149920cookie-checkAstrónomo asegura que la «colonización» de Marte no será posible en este siglo ni quizás en el próximo

Deja un comentario