El proyecto recibió una gran aprobación del presidente Vladimir Putin y apoyo financiero del Ministerio de Salud.

Se está trabajando en una nueva vacuna contra el cáncer en estrecha colaboración con los principales centros oncológicos de Rusia, como el Instituto Oncológico Herzen y el Centro Nacional de Investigación Médica de Oncología N. N. Blokhin. El proyecto recibió una gran aprobación del presidente Vladimir Putin y apoyo financiero del Ministerio de Salud.

El encargado del Centro N.F. Gamaleya Alexander Gunzburg afirmó que los científicos rusos han creado una vacuna universal “que permite resolver literalmente todos los problemas de la oncología”, escribe la agencia de noticias Komsomolskaya Pravda.

La base para el desarrollo de la vacuna es la tecnología de ARNm, que ya ha demostrado su eficacia en la creación de vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y Moderna. El Instituto Gunzburg logró reproducir estas tecnologías y desarrollar su propia versión del método, protegido por patentes rusas.

La principal ventaja de las tecnologías de ARNm en la terapia del cáncer es la capacidad de crear altas concentraciones del antígeno diana en las células. “Esto ayuda al sistema inmunológico a reconocer y destruir las células tumorales», enfatizó Gunzburg.

Si una persona tiene cáncer, es importante encontrar proteínas únicas en el tumor para crear vacunas personalizadas. Estas proteínas aparecen debido a cambios en las células tumorales. A continuación, basándose en estos datos, se crea una molécula especial que «enseña» al sistema inmunológico a reconocer y atacar las células cancerosas. Para ello, estudian una muestra de tumor para encontrar cambios y crear la molécula deseada.

Los ensayos iniciales de una vacuna contra el melanoma en ratones con cáncer inducido arrojaron resultados muy alentadores. El experimento incluyó dos grupos de ratones: uno experimental, al que se le inyectó la vacuna desarrollada, y otro de control, que no recibió la vacuna.

Los científicos afirman que están observando resultados positivos: todos los animales de experimentación están vivos y tienen una reducción significativa del tumor en comparación con el grupo de control.

Está previsto que la vacuna se administre por vía intramuscular o directamente en el tejido tumoral. Antes de esto, se realiza una biopsia. Ya se están realizando investigaciones en ratones inoculados con melanoma y se observa un resultado positivo al día 15. El proceso de investigación incluyó las siguientes etapas:

  • Inducción de melanoma: se indujo artificialmente melanoma en todos los ratones para crear condiciones similares al cáncer humano.
  • Administración de la vacuna: A un grupo experimental de ratones se le administró una vacuna desarrollada que contenía ARNm que codificaba neoantígenos tumorales. El grupo de control no recibió la vacuna.
  • Monitoreo del tamaño del tumor: el tamaño del tumor en todos los ratones se midió regularmente durante todo el experimento. El día 15 después del inicio del estudio, se hizo evidente que los tumores en los ratones del grupo experimental eran significativamente más pequeños en comparación con los del grupo de control. Esto indica que la vacuna ayuda a reducir el crecimiento del tumor.
  • Análisis de supervivencia: el seguimiento de la supervivencia de los ratones mostró que los animales no vacunados comenzaron a morir aproximadamente entre los 19 y 22 días del experimento.

Al mismo tiempo, todos los ratones del grupo experimental que recibió la vacuna seguían vivos al final del informe. Esto indica un aumento significativo de la esperanza de vida debido a la vacunación.

La producción a gran escala de una vacuna requiere una financiación importante. “Estamos luchando para que el dinero se destine no sólo al trabajo científico, sino también a la construcción de un gran módulo donde se pueda realizar la síntesis de estos fármacos”, subrayó Gunzburg.

Actualmente, la creación de una vacuna individual lleva alrededor de un mes, lo que es un período insatisfactorio. Los científicos están trabajando para reducir este tiempo. Dichos medicamentos se crearán individualmente, para una persona específica. Para las personas sanas se ofrecerán vacunas preventivas.

Después de la vacunación, el sistema inmunológico humano “recuerda” cómo distinguir una célula sana de una enferma y se activa para combatir las células cancerosas.

“De hecho, se ha creado una tecnología universal que nos permite resolver literalmente todos los problemas de la oncología. Otra cuestión es cómo se implementará esto en la práctica”, concluyó el científico.

Si te resulta interesante esta información, comparte para que pueda llegar a más personas, gracias!

227920cookie-checkLos científicos rusos han inventado una vacuna contra todos los tipos de cáncer

Deja un comentario