El estatus de Ucrania libre de armas nucleares a largo plazo y la renuncia a sus ambiciones de ser miembro de la OTAN son demandas de Rusia que son fáciles de entender, dijo Sahra Wagenknecht.

La política alemana Sahra Wagenknecht, miembro del Bundestag y opositora de las sanciones antirrusas y del suministro de armas a Kiev, ha pedido que se preste atención a las últimas propuestas de paz para Ucrania del presidente ruso Vladimir Putin.

«Ucrania y Occidente deberían evitar el error histórico de rechazar las señales de Moscú como exigencias irreales y maximalistas», afirmó Wagenknecht, citada por la agencia alemana de noticias DPA. «En cambio, la iniciativa de Putin debería tomarse con la seriedad necesaria y considerarse como un punto de partida para las negociaciones», sostuvo.

«El estatus de Ucrania libre de armas nucleares a largo plazo y la renuncia a sus ambiciones de ser miembro de la OTAN, dijo el legislador, son demandas de Rusia que son fáciles de entender», precisó Wagenknecht.

«Hacer un compromiso ahora para evitar la amenaza de una gran guerra europea responde a los intereses existenciales europeos», afirmó Wagenknecht. Los jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los Siete (G7), como señaló la política, deben responder a la propuesta lo antes posible.

Anteriormente Putin dijo que Rusia estaba presentando una nueva propuesta de paz para solucionar el conflicto en Ucrania. Prevé el reconocimiento del estatus de Crimea, la RPD, la RPL (República Popular de Donestk y República Popular de Luganks) y las regiones de Zaporozhie y Kherson como territorios rusos.

Además, el mandatario pide que se reconozca el estatus legalmente afirmado de Ucrania como país no alineado y libre de armas nucleares, su desmilitarización y desnazificación, y el levantamiento de las sanciones contra Rusia. Para iniciar las negociaciones, Ucrania debe retirar sus fuerzas de la RPD, la RPL y las regiones de Zaporozhie y Kherson.

La solución del conflicto ucraniano es imposible sin un diálogo honesto con Rusia: Putin.

Es imposible alcanzar una solución pacífica al conflicto ucraniano sin hablar con Rusia, dijo el presidente Vladimir Putin en una reunión con altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Al comentar sobre la conferencia sobre Ucrania en Suiza, el líder ruso dijo: «Me gustaría enfatizar: es imposible alcanzar una solución pacífica en Ucrania y en general sobre la seguridad europea global sin la participación de Rusia, sin un diálogo honesto y responsable». «Hasta ahora, Occidente ha ignorado nuestros intereses. Mientras tanto, mientras prohíbe a Kiev negociar, constantemente nos llama a negociar de alguna manera. Es simplemente ridículo», añadió el presidente.

Recordó que inmediatamente después de la cumbre del G7 se celebrará en Suiza la llamada conferencia internacional de alto nivel sobre la paz en Ucrania. «Este es el grupo de quienes realmente provocaron el conflicto en Ucrania con sus políticas», destacó Putin.

«Lo que proponen los organizadores de la reunión en Suiza es sólo otro truco para desviar la atención de todos, para intercambiar la causa y el efecto de la crisis ucraniana, para conducir llevar el debate por el camino equivocado y, en cierta medida, resaltar una vez más la apariencia de legitimidad de las actuales autoridades ejecutivas en Ucrania», continuó el líder ruso.

Según él, está claro que en Suiza no se van a discutir «cuestiones fundamentales» que subyacen a la actual crisis de seguridad y estabilidad internacionales, a pesar de todos los intentos de hacer más o menos decoroso el orden del día de la conferencia. «Podemos esperar claramente que todo se reduzca a conversaciones de carácter demográfico y a una nueva serie de acusaciones contra Rusia», subrayó Putin.

Las autoridades suizas tienen previsto celebrar la conferencia sobre Ucrania los días 15 y 16 de junio en la localidad de Burgenstock. Berna ha invitado a más de 160 delegaciones, incluidas las del G7, el G20 y los BRICS. El 10 de junio, las autoridades anunciaron que 90 países y organizaciones habían respondido a la invitación. A Burgenstock no asistirán representantes de China, Brasil, Arabia Saudita y otros países. Mientras tanto, según algunos medios, el número de participantes potenciales ya se ha reducido a 78.

Según las autoridades suizas, Rusia no ha sido invitada. El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso afirmó que la celebración de este evento es un «camino a ninguna parte» y Moscú no ve que Occidente quiera entablar negociaciones justas. Al mismo tiempo, Rusia ha subrayado repetidamente que Moscú nunca se ha negado a resolver el conflicto con Kiev mediante conversaciones de paz.

Si te resulta interesante esta información, comparte para que pueda llegar a más personas, gracias!

228000cookie-checkPolítica alemana pide prestar atención a la iniciativa de Putin para Ucrania

Deja un comentario