The Pentagon

El portavoz del Pentágono, Patrick Ryder, comentó las declaraciones de la parte rusa que vincula a EEUU con el ataque terrorista ucraniano en Sebastopol.

Las autoridades estadounidenses no quieren muertes de civiles y discutirán el tema con Kiev, dijo el portavoz del Pentágono, Patrick Ryder, comentando las declaraciones de la parte rusa que vincula a EEUU con el ataque terrorista ucraniano en Sebastopol.

«En última instancia, los remitiría a Ucrania para hablar sobre sus operaciones. Ya saben, ellos toman sus propias decisiones cuando se trata de operaciones y objetivos. No tenemos ninguna información que indique si civiles murieron o no», dijo Ryder en respuesta a la pregunta de un periodista sobre el ataque terrorista en Sebastopol.

«Ciertamente, según tengo entendido, eso es algo de lo que hablaremos con los ucranianos. Hemos sido muy claros al respecto, ya sabes, no queremos ver víctimas civiles«, declaró el vocero.

«Si ellos (los rusos) están preocupados por las bajas entre sus fuerzas, entonces deberían detener esta guerra inmediatamente y devolver el territorio soberano de Ucrania en lugar de lanzar sus fuerzas innecesariamente a esto», añadió el portavoz del Pentágono.

Cuando se le preguntó si Estados Unidos había proporcionado inteligencia al ejército ucraniano para seleccionar objetivos antes del ataque, Ryder dijo: «Lo recomendaría a ellos (los ucranianos) sobre cualquiera de sus operaciones».

«Estados Unidos ha aceptado permitir que Ucrania dispare armas proporcionadas por Estados Unidos contra Rusia, a través del lugar donde las fuerzas rusas están llegando para intentar tomar territorio ucraniano», afirmó un portavoz del Pentágono, el mayor Charlie Dietz.

«No se trata de geografía o de un radio determinado, pero si Rusia está atacando o está a punto de atacar desde su territorio a Ucrania, Ucrania tiene la capacidad de contraatacar a las fuerzas que la están atacando desde el otro lado de la frontera», continuó.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, confirmó el 31 de mayo que el presidente estadounidense, Joe Biden, había autorizado el uso de armas estadounidenses para ataques en territorio ruso. Según el máximo diplomático estadounidense, sólo pueden utilizarse para atacar las regiones rusas cercanas a Jarkov. Blinken no descartó la posibilidad de ampliar la gama en el futuro.

Las restricciones impuestas por Estados Unidos al uso de armas suministradas por Estados Unidos supuestamente impiden a Ucrania atacar varios aeródromos rusos clave, informó recientemente The Washington Post, citando sus fuentes.

Los funcionarios ucranianos dijeron al periódico estadounidense que Estados Unidos ha restringido el alcance a menos de 100 kilómetros de la frontera. Si bien los funcionarios estadounidenses se negaron a especificar la limitación, describieron la afirmación de los ucranianos de menos de 100 kilómetros como incorrecta, escribió el periódico.

Mientras tanto, los aeródromos clave que no pueden ser atacados por armas estadounidenses «dan a Rusia una gran ventaja», afirmó The Washington Post.

El 23 de junio, el ejército ucraniano atacó infraestructura civil en Sebastopol con misiles ATACMS armados con municiones de racimo. Se derribaron cuatro misiles y uno más explotó sobre la ciudad. Como dijo el gobernador de Sebastopol, Razvozhayev, el ataque con misiles mató a cuatro civiles, entre ellos dos niños, e hirió a más de 150 personas.

El Comité de Investigación de Rusia ha abierto una investigación penal sobre el ataque terrorista. El 24 de junio ha sido declarado ‘Día de Luto’ en Sebastopol y Crimea.

Al parecer, Estados Unidos ayudó a los militantes de Azov antes de que se levantara la prohibición.

Al parecer, la administración estadounidense ayudó a la brigada nacionalista ucraniana Azov (designada como organización terrorista y proscrita en Rusia) antes de que se levantara una prohibición pertinente, informó el portal de noticias The Intercept.

La conclusión se basa en declaraciones indirectas de funcionarios estadounidenses y fotografías publicadas por la propia unidad militar neonazi.

El portal hace referencia, entre otras cosas, a fotografías publicadas por Azov en las que se ve a su alto miembro recibiendo un certificado de haber completado un curso de formación realizado por el Comando de Operaciones Especiales de Europa de manos de hombres con uniforme militar estadounidense.

El Departamento de Estado de Estados Unidos y el Pentágono se negaron a comentar si era legal entrenar a miembros de Azov antes de que se levantara oficialmente la prohibición. Además, un ex funcionario del Departamento de Estado de EEUU dijo que, hasta donde él sabía, la unidad era elegible para recibir ayuda desde al menos 2022.

Anteriormente, el Washington Post citó una declaración del Departamento de Estado de Estados Unidos, que decía que la administración estadounidense había aprobado la transferencia de armas estadounidenses al regimiento nacionalista ucraniano Azov.

Según un extracto del comunicado citado por el periódico, la unidad fue sometida a una «revisión exhaustiva» en virtud de la Ley Leahy, que impide a Estados Unidos proporcionar asistencia militar a unidades de tropas extranjeras que hayan cometido abusos contra los derechos humanos. Las autoridades estadounidenses «no tienen pruebas» de tales violaciones, según el comunicado.

Si te resulta interesante esta información, comparte para que pueda llegar a más personas, gracias!

228600cookie-checkEstados Unidos no quiere muertes de civiles en la crisis de Ucrania: Pentágono

Deja un comentario