Dmitri Peskov señaló que «ha habido repetidas investigaciones en los propios EEUU, muchos acusaron a Rusia allí», sin embargo, Washington «concluyó por sí solo que no hubo ninguna interferencia».

Rusia considera los procesos electorales en los EEUU un asunto interno de este país y no dará ninguna valoración sobre los debates electorales. Moscú nunca ha interferido en las campañas electorales y no lo hará ahora, subrayó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«Este es un asunto interno de Estados Unidos, es una campaña electoral de Estados Unidos», dijo el portavoz, comentando el debate presidencial que tuvo lugar anteriormente en Atlanta, Georgia, entre el actual mandatario del país norteamericano, Joe Biden, y el ex presidente Donald Trump.

«No tenemos ninguna intención de valorar estos debates». «Nunca hemos intervenido en las campañas electorales». «No pretendemos hacer eso ahora tampoco», subrayó Peskov

«No está en nuestro radar». «Tenemos muchas cuestiones que importan mucho más para nuestro país, que son relevantes para nosotros. Éstas son las cuestiones en las que nuestro presidente se centra», dijo Peskov.

Respondiendo a una pregunta aclaratoria sobre si el presidente ruso, Vladimir Putin, había visto el debate, el secretario de prensa del Kremlin dijo: «No creo que se pueda esperar que el presidente ruso ponga su despertador para despertarse temprano en la mañana para un debate sobre Estados Unidos».

«El debate estadounidense no encaja en estas prioridades», reiteró el funcionario.

El portavoz del Kremlin señaló que «ha habido repetidas investigaciones en los propios Estados Unidos, muchos acusaron a Rusia allí». Sin embargo, Washington «concluyó por sí solo que no se produjo ninguna interferencia».

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos tendrán lugar el 5 de noviembre. Trump ya ha conseguido suficientes votos de delegados para ser nominado como candidato republicano. Mientras tanto, algunos representantes del Partido Demócrata han comenzado a discutir una opción para reemplazar a Joe Biden por otro candidato.

La victoria de Trump en el debate presidencial pone el último clavo en el ataúd político de Biden.

El primer debate presidencial de la temporada entre el actual presidente estadounidense Joe Biden y su predecesor, Donald Trump, terminó en lo que muchos llaman una victoria segura para este último. La atrofiada actuación de Biden en el debate fue descrita como el último clavo en su ataúd político, mientras los partidarios de Trump elogiaron el coraje del asediado republicano.

El presidente demócrata Biden y el ex líder estadounidense Trump llegaron a su primer debate presidencial en Atlanta, Georgia, sin siquiera darse la mano. En su discurso, Trump dijo que su oponente perdería las elecciones presidenciales «de manera justa». Además, el republicano calificó a Biden como el peor presidente de la historia de los Estados Unidos al acusarlo una vez más a él y a los demócratas de escandalizar sus vínculos con Moscú.

Según Trump, la decisión de Biden de retirar las tropas de Afganistán fue «el momento más embarazoso» de la historia de Estados Unidos. También afirmó que la inflación está «matando a nuestro país». Trump criticó a Biden por su discurso incoherente cuando tropezó y no logró terminar con claridad sus comentarios finales sobre inmigración.

Al comentar sobre el conflicto de Ucrania, Trump dijo que Biden había puesto a Estados Unidos en una «mala posición» y que Ucrania «no ganó esa guerra». A su vez, Biden advirtió que la posición de Trump sobre la crisis de Ucrania corre el riesgo de iniciar una guerra nuclear y que, después de Ucrania, Rusia puede pasar «a Polonia y otros lugares». Opinó que su oponente se retiraría de la OTAN si ganaba.

En el debate, Biden hizo otra declaración despectiva sobre el presidente ruso Vladimir Putin, llamándolo una vez más «criminal de guerra». Además, Biden insistió en que el cambio climático era la única amenaza existencial para la humanidad.

Una encuesta flash mostró que el 67% de los observadores dijo que Trump tuvo un mejor desempeño durante el debate del jueves por la noche, dijo CNN, mientras que solo el 33% cree que Biden superó a Trump. La revista Newsweek también dijo que Trump aplastó a Biden. Los funcionarios de campaña de Trump dijeron que él dominó el debate con una victoria por amplio margen.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, reconoció que Biden tuvo un «comienzo lento», pero insistió en que el final fue «fuerte» y que el actual líder estadounidense fue «extraordinariamente fuerte».

Otra encuesta de CNN mostró que una mayoría del 81% de los votantes registrados que vieron el debate dijeron que no tuvo ningún efecto en su elección para presidente. CNN dijo que algunos demócratas «presionaron el botón del pánico» tras el muy mal desempeño de Biden en el debate televisado.

El canal de televisión NBC citó a un estratega del partido diciendo que «los demócratas acaban de cometer un suicidio colectivo» y describió la actuación «balbuceante» de Biden como «un clavo en el ataúd político» del actual líder.

El New York Post se hizo eco de esta opinión al escribir que millones «presenciaron el fin de una presidencia en vivo por televisión», argumentando que permitir que Biden continúe postulándose para la reelección es «mala práctica política y mala práctica nacional».

El columnista de opinión del New York Times y dos veces ganador del Premio Pulitzer, Nicholas Kristoff, dijo que Biden debería retirarse de la carrera presidencial a menos que quiera que Trump llegue a la Casa Blanca en enero.

Politico informó, citando a tres estrategas cercanos a los demócratas, que, después del vacilante desempeño de Biden, algunos en el partido están discutiendo activamente reemplazarlo con un candidato alternativo.

Si te resulta interesante esta información, comparte para que pueda llegar a más personas, gracias!

228860cookie-checkRusia nunca interfirió en los procesos electorales de EEUU, no lo hará ahora: portavoz del Kremlin

Deja un comentario