Según el presidente ruso, ese «paso adelante» gracias al trabajo científico, beneficiará a un «gran país como Rusia.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó este martes el lanzamiento de la fuente de neutrones más poderosa del mundo en la región de Leningrado, en una reunión en línea celebrada con miembros de su gabinete y en la que participaron representantes del Instituto Konstantinov de Física Nuclear, afiliado al centro de investigación del Instituto Kurchatov.

«Les pido que pongan el reactor en operación energética», indicó el mandatario ruso, en referencia del proyecto de construcción de un reactor PIK con núcleo compacto y reflector de agua pesada, el cuál comenzó a crearse a principios de la década de 1970 en la URSS, como fuente de flujos de neutrones de mayor intensidad.

El reactor de investigación PIK es uno de los 6 proyectos que el actual gobierno ruso incluyó en el programa para crear instalaciones de clase megaciencia en Rusia, y que, a diferencia de la mayoría de los proyectos extranjeros, este tipo de reactor tiene mayores flujos de neutrones en el reflector, una trampa de neutrones de alto flujo y la posibilidad de irradiar materiales en el núcleo del reactor.

Después del relanzamiento del proyecto, Putin felicitó a los participantes en el experimento científico, indicando que «aquí está mi mensaje para su equipo. Le deseo un trabajo exitoso y fructífero. Mis felicitaciones por el Día de la Ciencia de Rusia. Lo invito a participar en la reunión del Consejo para la Ciencia y la Educación. Su instituto tiene vastas tradiciones y cuenta con especialistas en un nivel sin precedentes. Han sorprendido al país con sus descubrimientos más de una vez. Estoy seguro de que este paso adelante beneficiará a nuestro gran país», destacó el presidente.

La primera fase de construcción de este proyecto se completó con éxito en un 70% en 1986. Luego de los eventos trágicos de la central nuclear de Chernobyl, el proyecto fue revisado escrupulosamente, mejorándose su nivel de seguridad hasta 1991 cuando quedó suspendido.

Sin embargo, cuando el Instituto de Física Nuclear de Leningrado fue incluido en el proyecto piloto para la creación del centro del Instituto Kurchatov, ello posibilitó completar la primera unidad en febrero de 2011, y luego siguió el lanzamiento físico del reactor, que alcanzó una capacidad de 100 vatios.

En diciembre pasado, el presidente ruso declaró a 2021 como el «Año de la Ciencia y la Tecnología», por medio de un decreto presidencial, publicado en el portal web oficial de actos legislativos de Rusia. Según el documento, lla medida tiene como objetivo promover «un mayor desarrollo de la ciencia y la tecnología en la Federación de Rusia».

En correspondencia, Putin encargó a su gavinete la creación de un comité organizativo para el Año de la Ciencia y la Tecnología, nombrando al viceprimer ministro Dmitry Chernyshenko y al asistente presidencial Andrei Fursenko como copresidentes.

35260cookie-checkPutin ordena relanzar proyecto soviético de fuente de neutrones más poderosa en Leningrado

Deja un comentario