El Ministerio de Exteriores chino respondió a las declaraciones de EEUU que califica a China como «la mayor prueba geopolítica» del siglo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China, emitió este jueves un comunicado de prensa, por medio del cuál otorga su respuesta a las declaraciones del secretario del Departamento de Estado, Antony Blinken, quién calificó al país asiático como «la mayor prueba geopolítica» del siglo para Estados Unidos.

Wang Wenbin, portavoz de la Cancillería china afirmó que su país «siempre ha sido un constructor de la paz mundial», instando al gobierno norteamericano a mostrar su voluntad para «resolver y gestionar:, de manera paífica, las diferencias entre ambas naciones.

«China y Estados Unidos no son iguales en historia, cultura y sistemas. Es inevitable que haya diferencias en algunos temas. La clave es respetarse mutuamente, tratarse como iguales y gestionarlas adecuadamente y manejarlas de manera constructiva», destacó el diplomático chino.

Según declaró Wenbin, «la historia y la realidad han demostrado que mientras las dos partes se adhieran al respeto mutuo y se traten como iguales, China y Estados Unidos siempre pueden encontrar formas de resolver y gestionar las diferencias y lograr resultados beneficiosos para todos».

El miércoles, en su primer discurso de relevancia sobre política exterior, Blinken puso como prioridad para el gobierno de EEUU, el revitalizar las alianzas del país norteño e involucrar nuevamente a las instituciones internacionales para tratar con China, describiendola como la única nación con capacidades reales para «desafiar de manera seria el orden global» existente.

Blinken caracterizó la relación de Estados Unidos con China como la mayor prueba geopolítica para el gobierno estadounidense en el siglo XXI, y que esa condición debe ser abordada desde una posición de fuerza.

«Varios países nos presentan serios desafíos, incluidos Rusia, Irán, Corea del Norte. Y hay graves crisis que tenemos que enfrentar, incluso en Yemen, Etiopía y Birmania, pero el desafío que plantea China es diferente», manifestó Blinken.

«China es el único país con el poder económico, diplomático, militar y tecnológico para desafiar seriamente el sistema internacional estable y abierto, todas las reglas, valores y relaciones, que hacen que el mundo funcione como queremos», enfatizó el diplomático norteamericano.

El encargado de la diplomacia estadounidense aseguró que hará todo en cuanto esté a su alcance para que la relación entre Estados Unidos y China «sea competitiva cuando deba ser, colaborativa cuando pueda ser y contradictoria cuando deba ser».

En ese sentido, el representante de Exteriores en Estados Unidos reclacó que «el denominador común es la necesidad de involucrar a China desde una posición de fuerza que requiere trabajar con aliados y socios, no denigrarlos, porque nuestro peso combinado es mucho más difícil de ignorar para China».

«Requiere defender nuestros valores cuando se abusa de los derechos humanos en Xinjiang o se pisotea la democracia en Hong Kong, porque si no lo hacemos, China actuará con una impunidad aún mayor», enfatizó el funcionario estadounidense.

40350cookie-checkChina afirma que «siempre ha sido un constructor de la paz mundial, a pesar de no ser igual a Estados Unidos

Deja un comentario