Este martes, el Senado de Estados Unidos aprobó un paquete de más de 200.000 millones de dólares en fondos para ayudar a las compañías tecnologicas en el país a hacer frente a la competencia de China en esa materia, tomando como argumento la escasez mundial de microchips.

La República Popular China no ha tardado en reaccionar, al recientemente aprobado proyecto de ley de política industrial y tecnológica por el Senado de Estados Unidos, cuya suma multimillonaria ronda los 200.000 millones de dólares, en aras de constrarrestar la creciente influencia del país asiático en la esfera de la tecnología, un paso que las autoridades chinas han catalogado como «delirio paranoico».

Según un informe de la agencia oficial de noticias china Xinhua, el Comité de Asuntos Exteriores de la máxima legislatura de China, interpretó ese proyecto de ley como «un intento de interferir en los asuntos internos de China», con el objetivo de privarlo de su «derecho legítimo al desarrollo a través de la tecnología y el desacoplamiento económico», indica la nota.

«El proyecto de ley muestra que el engaño paranoico del egoísmo ha distorsionado la intención original de innovación y competencia, al estar lleno de la mentalidad de la Guerra Fría y los prejuicios ideológicos», resaltó el ente de Exteriores del Parlamento chino.

La medida estadounidense, ha sido adoptada para ayudar a las compañías tecnologicas en el país a hacer frente a la competencia de China en esa materia, tomando como argumento la escasez mundial de microchips, refieren los defensores del documento.

La ‘Ley de innovación y competencia‘, tiene contemplado la inversión de alrededor de 190.000 millones de dólares para el fortalecimiento de la investigación y desarrollo de tecnologías en EEUU, así como destinar otros 52.000 millones al incrementar de la investigación y producción de microchips y equipos de telecomunicaciones.

“Es la inversión más grande en investigación científica y desarrollo tecnológico que se ha hecho en varias generaciones”, refirió en declaraciones a la prensa estadounidense, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, y representante del estado de Nueva York, Chuck Schumer, afirmando a su vez, que este proyecto de ley es una de las iniciativas legislativas bipartidistas más importantes de los últimos tiempos, la cuál aseveró, tendrá un gran impacto en la economía norteamericana.

«Como porcentaje del PIB nosotros gastamos menos de la mitad de lo que destina el Partido Comunista de China a la investigación. Si no hacemos nada, nuestros días como superpotencia dominante podrían estar terminando. No queremos que esos días terminen durante nuestra gestión. No queremos que EEUU se convierta en una nación mediana en este siglo”, indicó Schumer al defender el proyecto, que contó con 63 votos a favor y 32 en contra.

Por otro lado, esta legislación aprobada por el Senado de EEUU, autoriza la adopción de nuevas sanciones en contra de los funcionarios chinos en la supuesta infracción de varios delitos definidos por el proyecto, como ataques cibernéticos, robo de propiedad intelectual y alegadas violaciones de derechos humanos cometidos en contra de la minoría Uigur en la provincia de Xinjiang, una acusación que el gobierno chino ha negado categóricamente.

La iniciativa de Legislativo estadounidense, busca en esencia contrarrestar el proyecto chino denominado ‘Made in China 2025’, basado en un plan estratégico del gigante asiático que fue presentado en el año 2015, con miras a desarrollar el sector nacional de las manufacturas, así como, lograr una mayor independencia tecnológica con respecto a Occidente.

Made in China 2025, contó en sus inicios con un fondo de 300.000 millones de dólares para dar impulso a la iniciativa, sin embargo, a lo largo de estos 6 años, el proyecto chino ha incrementado esa cifra hasta los 1.4 billones de dólares, muy por encima de la cantidad aprobada el martes por el Senado de Estados Unidos.

54960cookie-checkChina califica proyecto multimillonario estadounidense para ‘innovación tecnológica’ como un «delirio paranoico»

Deja un comentario