Según declaró el jefe del Estado Mayor de Rusia, la disolución de la Unión Soviética ha provocado un cambio de opinión del colectivo occidental sobre cuestiones de seguridad global.

Durante la Conferencia sobre Seguridad Internacional efectuada en Moscú, el jefe del Estado Mayor ruso, Valery Gerasimov, afirmó este miércoles que Occidente comenzó a priorizar la formación de un mundo unipolar después de la disolución de la Unión Soviética.

«La disolución de la Unión Soviética ha provocado un cambio en las opiniones del colectivo Occidente sobre cuestiones de seguridad global. Comenzó a priorizar la formación de un mundo unipolar y el logro de la supremacía militar, así como a utilizar su fuerza militar para promover sus propios intereses». declaró Gerasimov en el encuentro.

En ese sentido, el jefe militar ruso mencionó los conflictos armados llevados a cabo en países como: Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia y Siria como demostraciones fehacientes de esta política aplicada por las potencias occidentales an aras de establecer su supremacía internacional.

Gerasimov resaltó a su vez, que la política nuclear de Rusia es defensiva y un elemento de estabilidad estratégica. «Las opiniones oficiales de Rusia sobre este tema se declararon por primera vez en público en 2020 en los principios básicos de la política de disuasión nuclear de Rusia. El documento confirma la disposición de la Doctrina Militar de que la política nuclear es puramente defensiva», recalcó el encargado del Estado mayor ruso.

«Rusia se reserva el derecho de usar armas nucleares en respuesta al uso de armas nucleares u otras armas de destrucción masiva contra ella o sus aliados, o en caso de agresión contra Rusia con armas convencionales que ponga en peligro la existencia misma del estado», dijo Gerasimov, añadiendo que «las condiciones de uso de armas nucleares estaban estrictamente limitadas y codificadas«.

Según aseveró el militar ruso, «con la ayuda de este instrumento, se ha garantizado la seguridad durante las últimas décadas, a veces en situaciones de crisis graves». «Seguimos comprometidos con la observancia de las disposiciones del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares», subrayó.

Entre tanto, en su intervención en dicha conferencia, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, manifestó que el enfoque de la Organiación del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para la interacción con Rusia no reduce las tensiones en las relaciones bilaterales.

«La cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas el 14 de junio confirmó la transformación del bloque de una alianza militar y política regional a global, con el objetivo clave de contener a Rusia y China», afirmó Shoigu, expresando a su vez, su preocupación por la creciente actividad militar en el Ártico.

Según el ministro de Defensa, las decisiones tomadas en la cumbre de la OTAN sobre impulsar el gasto militar de los estados miembros y mejorar su disuasión nuclear garantizarán la confrontación militar en Europa en los próximos años.

57040cookie-checkEstado Mayor ruso considera que Occidente quiere recuperar su ‘mundo unipolar’ después de la disolución de la URSS

Deja un comentario