La gran duquesa María manifestó, que la ‘Revolución de Octubre’ y la guerra civil rusa fueron una tragedia común y ambas partes del conflicto, rojos y blancos, tenían responsabilidad en la misma.

Según declaró a Sputnik, la gran duquesa María Románova, descendiente de la familia imperial rusa, representada por la rama de los herederos del gran duque Cirilo I, y que hizo su regreso oficial a Rusia tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, la ‘Revolución de Octubre’ y la guerra civil rusa fueron una tragedia común y ambas partes del conflicto, rojos y blancos, tenían responsabilidad en la misma.

«No tenemos el derecho ni de ser jueces ni de exigir arrepentimiento. Nosotros mismos nos arrepentimos, pedimos perdón por los errores que cometimos, que hicieron posible la revolución, y llamamos a dejar de culparnos uno a otro y, en su lugar, buscar caminos hacia el diálogo y consenso nacional», remarcó Románova, insistiendo en que, la responsabilidad no es solo de los revolucionarios, ni de los bolcheviques, los más radicales, ni de los enemigos extranjeros, sino también de la aristocracia, la gran parte de los clérigos y la burguesía.

La aristócrata señaló, que la casa imperial rusa rechaza a estas alturas cualquier tipo de revanchismo, sea rojo o blanco, argumentando, que las personas que lucharon en la guerra civil rusa por ambos lados ya están muertas, «así que no hay que seguir con la confrontación blanco-roja». «En su lugar, hay que aprender la lección y hacer todo lo posible para evitar revueltas y un nuevo fratricidio», expresó Románova.

«Estoy abierta a la comunicación, no esquivo ningún tipo de preguntas, ni siquiera las más capciosas. Estoy preparada para la cooperación y para el diálogo. Pero no le impongo mi persona a nadie», indicó la heredera de la familia real rusa a Sputnik.

Además, Románova aseguró en la entrevista, que la posición de la familia imperial rusa se formula de manera responsable y no se cambia en función de circunstancias temporales. «Yo no participo en la lucha política ni trato de atraer la atención de los medios. Creo que el interés hacia mi persona se debe a los sentimientos de respeto por el legado histórico y cultural» del régimen zarista, enfatizó.

En la década de los noventa, la presencia de la familia real rusa en Rusia era nada más que ceremonial, sin embargo, con el paso del tiempo, sus miembros empezaron a participar de manera más activa en la vida social del país euroasiático.

82170cookie-checkHeredera de los zares lanza un ‘mea culpa’ asegurando que los bolcheviques no son los únicos responsables de la ‘Guerra Civil’

Deja un comentario