Muhamad Munib indicó, que el proceso judicial llevado a cabo contra el expresidente de Iraq infrigió las normas fundamentales del derecho internacional bajo el pretexto de que poseía armas de destrucción masiva. 

En entrevista para el medio de comunicación estatal ruso Sputnik, el abogado del ex presidente iraquí Sadam Huseín, Muhamad Munib, señaló que el proceso judicial llevado en contra del ex mandatario bajo el pretexto de que poseía armas de destrucción masiva, sin haberse confirmado nunca la existencia de ese tipo de armas, fue «ilega’ en toda regla, de acuerdo con las normas fundamentales del derecho internacional, enfatizó.

«No fue un juicio en el sentido propio de la palabra porque fueron violadas todas las normas fundamentales del derecho», dijo el abogado de Husein.

Según destacó el letrado, ya desde el principio del juicio, tanto la defensa como el propio acusado sabían lo inútil que suponía intentar liberarlo y evitar su ejecución. «La prohibición de la pena de muerte en todos los tribunales internacionales y países avanzados que respetan los derechos humanos, hizo que el juicio se realizara precisamente en Iraq y no fuera del país, porque querían ejecutarlo y no otra cosa», comentó Munib.

El experto detalló a Sputnik, que «Sadam Husein no tuvo la posibilidad de defenderse ni verbal ni presentando documentos, e incluso, le fue negado el derecho de ejercer la última palabra», aseveró. «Sadam Husein sabía que el proceso judicial ien su contra terminaría dictando la pena de muerte, pero él no mostró ningún temor», aseveró su abolgado.

«Desde el comienzo mismo él sabía que el desenlace estaba predeterminado, que ellos no querían oír ninguna justificación, solo querían su cabeza», dijo el letrado, agregando, que «Huseín era un hombre de verdad, en su mirada, la manera de hablar y las preguntas que hacía no se sentía ningún temor; él hablaba como un egresado de la facultad de jurisprudencia, precisando aspectos jurídicos con el fin de mostrar que era un proceso falsificad».

«Creo que el momento de la ejecución, que todo el mundo pudo ver por televisión, prueba lo justo de mis palabras», declaró a Sputnik, el abogado defensor de Sadam Husein.

Al mismo tiempo, Munib contó que en ese tiempo sorpresivamente ocurrió una serie de asesinatos de abogados en el país como forma de intimidar a la defensa de Sadam Husein y relató, que él y sus colegas fueron víctimas de ataques frente al edificio del tribunal.

15 años después del asesinato del ex presidente iraquí Sadam Husein, el encargado de la misión diplomática estadounidense en ese país árabe, Robert Ford, reconoció que el juicio tuvo irregularidades.«En ese proceso hubo problemas. Algunos de los abogados defensores fueron asesinados, fue algo horrible», señaló el funcionario estadounidense, en un comentario para Sputnik.

Según detalló Ford, «durante las audiencias, la acusación a veces presentaba evidencias sin antes mostrárselas a la defensa» del ex mandatario. Sin embargo, al mismo tiempo, el equipo fiscal ocultó a la defensa numerosos «documentos reales» firmados por el presidente Husein o por los otros acusados que les responsabilizaban directamente de presuntos asesinatos masivos.

«No cabía dudas que Sadam y los otros acusados eran culpables, pero el juicio, indudablemente, no fue ideal», admitió el ex diplomatico de EEUU en Iraq.

Iraq sufrió en 2003, una invasión militar por parte de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos so pretexto de luchar contra el terrorismo global luego del derrumbe de las torres gemelas en Nueva York, EEUU, y buscar la supuesta existencia de armas de exterminio en masa en el país árabe.

Capturado luego de varios meses escondido en su propio país, cerca de su ciudad natal, Tikrit, Sadam Husein fue declarado culpable de todos los cargos que se le imputaban durante el jucio celebrado en julio de 2004 y sentenciado a muerte por medio de la horca.

85870cookie-checkSadam Huseín fue condenado y ejecutado ilegalmente, aseguró su abogado 15 años después

Deja un comentario