Estudio indica que alrededor del 5% de los hombres que padecieron Covid-19 experimentaron una disminución del tamaño de los testículos y el pene, en tanto, un 15% tuvo una pérdida de la erección.

La llegada oficial de la pandemia global del coronavirus, a principios del 2020, planteó diversas interrogantes, muchas de las cuales se fueron dislucidando a medida que aumentaban los casos de contagios en todo el mundo, y las autoridades sanitarias y científicas de diversos países se pusieron poco a poco al orden del día para desentrañar el misterio de dicha enfermedad y descubrir los medios para combatirla.

Ya se sabe, que entre los efectos negativos de la Covid-19 resalta el hecho de que, si bien la cantidad de infecciones del coronavirus se repartía de manera similar entre ambos sexos, lo cierto es que, según las estadísticas, la mortalidad era significativamente superior entre los hombres.

Datos de análisis efectuados en la República Popular China, dan cuenta de que a mediados de febrero de 2020, la tasa de mortalidad a causa de la pandemia en los hombres era del 2,8% mientras que en las mujeres esa cifra no alcanzaba el 1,7%. En Italia, uno de los países mayormente golpeado por la Covid-19 desde sus inicios, las autoridades sanitarias subrayaron que el 70% de los fallecidos pertenecían al género masculino.

España también confirmó ese fenómeno, al reportar que la tasa de mortalidad por Covid-19 entre las mujeres se ubicó entre el 2,5% y el 3,8%, mientras que en el caso de los hombres, los números oscilaron entre 4,6% y 6,8%, aproximadamente.

Otro dato del que recientemente hace alusión un estudio, es sobre la posibilidad de que la Covid-19 también sea responsable del encogimiento del pene en los hombres, provocado presuntamente por la ausencia de erección durante ese período de enfermedad.

«Es cierto que tener disfunción eréctil conduce a un encogimiento. Tienes este período de tiempo en el que el pene no se estira, está recibiendo toda esta sangre completa en él y eso puede conducir a la cicatrización del pene y su encogimiento», explicó la uróloga estadounidense, Ashley Winter, del sistema de atención médica Kaiser Permanente de California, durante un podcast llamado ‘How to Do It‘, en internet.

En el evento, un hombre que permaneció en anonimato, dijo haber sufrido este tipo de experiencia luego de haberse contagiado con el coronavirus, asegurando que su pene se encogió unos 4 centímetros, afectando su «autoconfianza en la intimidad».

«Ahora he perdido alrededor de una pulgada y media (cuatro centímetros) y estoy por debajo del promedio. Aparentemente se debe a un daño vascular, y mis médicos piensan que puede ser permanente. Realmente no debería importar, pero ha tenido un profundo impacto en mi autoestima y mis habilidades en la cama», dijo.

En contexto, un estudio realizado por el University College London Hospitals indica que alrededor del 5% de los hombres que padecieron Covid-19 experimentaron una disminución del tamaño de los testículos y el pene, en tanto, un 15% tuvo una pérdida de la erección.

Paralelamente, un nuevo estudio de University of Florida Health encontró que los hombres con COVID-19 tienen tres veces más probabilidades de ser diagnosticados con disfunción eréctil, o ED, que aquellos que no están enfermos por el coronavirus. El documento se suma a la evidencia emergente de que la Covid-19 podría afectar la función sexual, dijeron los investigadores.

“El receptor al que se une el coronavirus abunda en el pene y los testículos”. “El virus puede unirse a esas áreas. Y la investigación ha demostrado que la Covid puede reducir la cantidad de testosterona producida. Se ha demostrado que la pérdida de testosterona pone a alguien en riesgo de tener un resultado más grave de COVID-19”, manifestó Joseph Katz, profesor de Medicina Oral de la Universidad de Salud de la Florida, en EEUU. «Y esa pérdida de testosterona aumenta la posibilidad de disfunción eréctil», agregó.

Investigadores de la Universidad de Miami dijeron a principios de 2021, que descubrieron partes del coronavirus en el pene de varias personas que se habían recuperado de Covid-19 y luego quedaron impotentes. Los científicos dijeron que se sabe que Covid-19 daña los vasos sanguíneos, y el virus parecía haber dañado los vasos en los penes de estos pacientes e impedido el flujo sanguíneo allí, lo que afecta la función sexual.

De igual forma, científicos del Hospital Municipal de Shangqiu, en la provincia china de Henan, efectuaron un estudio que incluyó el análisis de muestras de semen de 38 hombres, de entre 15 y 50 años, con distinto estado de gravedad de padecimiento con la enfermedad COVID-19, y que, según los resultados, se determinó que el SARS-CoV-2 estaba presente en el semen de seis hombres, destacando, que cuatro de ellos se encontraban en una etapa aguda de infección y dos se estaban recuperando de la enfermedad.

90850cookie-checkEl coronavirus podría reducir en varios centímetros el miembro sexual de los hombres, aseguran expertos

Deja un comentario