El líder de la república no reconocida, Vadim Krasnoselski, instó a los periodistas a abstenerse de causar estragos o empeorar la situación con coberturas noticiosas «inflamatorias».

El líder de la república no reconocida de Transnistria, Vadim Krasnoselski, señaló el viernes que su país buscará el reconocimiento internacional a su independencia de Moldavia a través de negociaciones en lugar de la guerra.

«He preguntado muchas veces qué preferiría la nación: ganar el reconocimiento a través de la guerra y el derramamiento de sangre o vivir en un país pacífico que ha progresado mucho, pero que carece del reconocimiento internacional. La respuesta es clara: Transnistria debería ser y será reconocida, pero la será un proceso pacífico, logrado en negociaciones, a través del diálogo. Este debe ser un proceso exclusivamente democrático y evolutivo sin acciones militares ni bajas”, indicó Krasnoselski, por medio de su canal de Telegram.

El líder de la república no reconocida, instó a los periodistas a abstenerse de causar estragos o empeorar la situación con coberturas noticiosas «inflamatorias» y de alimentar el conflicto en la región que recientemente se vio sacudida por una serie de ataques terroristas.

«Nadie necesita una guerra. No se debe echar leña al fuego con actos provocativos de terror, llamadas telefónicas o reportajes noticiosos. Las opiniones expresadas por elocuencia o con el objetivo de aumentar los índices de audiencia de los medios de comunicación y de las personas podrían provocar un incendio», enfatizó el líder de Transnistria.

La semana pasada, Transnistria fue sacudida por una serie de ataques terroristas. El 25 de abril, se utilizaron lanzagranadas de mano para atacar la oficina del ministerio de seguridad local y, más tarde, ese mismo día, se escucharon explosiones en un aeródromo militar cerca de Tiraspol.

Al día siguiente, dos antenas de radio en un centro de transmisión en el pueblo de Mayak fueron voladas, mientras que el 27 de abril, las instalaciones de los almacenes militares en las cercanías del pueblo de Kolbasna fueron atacadas con un lanzagranadas. Krasnoselski aseguró, que los ataques se organizaron en Ucrania y elevaron la amenaza terrorista de la república al más grave.

Las autoridades moldavas no tienen interés en ningún «conflicto caliente» en Transnistria, aseveró experto.

Un escenario de «conflicto caliente» en Transnistria es completamente desventajoso para Moldavia, y a las autoridades de ese país les gustaría evitarlo, indicó el experto del club Valdai, investigador principal del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia Rusa de Ciencias, Dmitri Ofitserov-Belski.

A pesar de que Occidente presiona constantemente a la presidenta moldava, Maia Sandu, para que la situación en la región se intensifique, «un escenario de conflicto es algo que a los actuales líderes moldavos les gustaría evitar». «Tienen miedo de tal desarrollo de la situación, y tal catástrofe provocada por el hombre no está entre los objetivos de los líderes moldavos», dijo Ofitserov-Belski a TASS.

Según él, esto está relacionado con el hecho de que Moldavia ya tiene suficientes problemas. «Me refiero a problemas económicos, y solo empeorarán». La economía moldava aún no se ha recuperado por completo de la pandemia de coronavirus; la pandemia estuvo precedida por una fuerte sequía, que también perjudicó la economía», consideró el experto.

«Actualmente no hay razones para esperar avances económicos en el buen sentido de esta palabra. Por lo tanto, si ocurre un conflicto, no hay garantías de que los líderes moldavos logren mantener el poder durante las próximas elecciones, por ejemplo. Por lo tanto, ellos, por supuesto, no necesitan eso en absoluto», explicó el analista.

Hablando sobre las relaciones entre Moldavia y Transnistria, Ofitserov-Belski señaló que, a pesar del intercambio periódico de «cortesías», las partes aprendieron a superar los desacuerdos. “Tienen relaciones perfectamente normales. Son capaces de negociar muy bien en muchas cosas; dicho esto, ahora pueden hacer declaraciones en voz alta ante la cámara, pero luego tienen una llamada telefónica y resuelven todos los problemas en privado”, dijo.

De acuerdo con sus palabras, los dos territorios han coexistido muy bien en términos de energía; muchos ciudadanos de Transnistria también tienen pasaportes moldavos; el joven no tiene problemas para ingresar y estudiar en universidades moldavas; y también hay intereses comerciales. Por lo tanto, hay una gran multitud de ataduras que sería muy doloroso cortar, explicó el experto.

«Por lo tanto, puedo afirmar con certeza que la parte moldava es la más preocupada de que pueda desencadenarse un conflicto», concluyó el analista.

127940cookie-checkTransnistria promete buscar el reconocimiento de su independencia a través del diálogo y no de la guerra

Deja un comentario