Las sanciones occidentales han reanudado la producción del icónico automóvil en Rusia con la salida de Renault del mercado ruso.

Rusia ha comenzado la producción de un nuevo modelo del icónico automóvil soviético «Moskvich» después de que la industria automotriz rusa se viera presionada por las sanciones occidentales.

A la inauguración de la planta de Moskvich revivida, abandonada por su antiguo propietario, la empresa Renault, asistieron el viceprimer ministro Denis Manturov y el alcalde de Moscú, Serguéi Sobyanin. «Moskvich-3» será una copia del crossover urbano chino JAC JS 4.

En la etapa inicial, se producirá en Rusia una versión con un motor de gasolina de 150 hp. Pero como se dijo, antes de fin de año, la versión con motor eléctrico también saldrá de la línea de montaje. Las ventas deberían comenzar en el primer trimestre de 2023.

“La tarea para el futuro cercano es establecer procesos de ensamblaje a pequeña escala con la participación de proveedores locales para fines de 2023”, dijo el ministro de Industria y Comercio Manturov.

El Ministerio de Industria de Rusia informó que la producción de Moskvich generaría 40.000 puestos de trabajo en Rusia. La industria del automóvil es uno de los sectores más afectados por las sanciones impuestas por los estados occidentales debido a la operación especial rusa en Ucrania.

Después de que los fabricantes de automóviles occidentales abandonaran el país, las ventas de automóviles nuevos cayeron un 60 por ciento de enero a octubre en comparación con el mismo período del año pasado.

«Moskvich» se produjo en la Unión Soviética desde 1946 y originalmente era una copia del Opel Kadett alemán. Durante mucho tiempo, el automóvil fue el sueño de todos los ciudadanos soviéticos. Se vende desde hace muchas décadas sin cambiar de nombre. Después de la desintegración de la Unión Soviética, la planta se encontró en una situación financiera difícil.

La producción del último modelo en serie de «Moskvich» 2121 («Svyatogor») se interrumpió en 2001, ya que se reconoció que no era competitivo. En 2006, se inició un proceso para declarar la insolvencia de la empresa. Más tarde, la planta fue comprada por la empresa francvesa Renault, salvando puestos de trabajo.

Sobyanin dijo que KamAZ sería el principal socio de producción. Se desarrollará una estrategia en conjunto con el Ministerio de Industria y Comercio. Permitirá la producción nacional del máximo número de componentes. En las condiciones actuales de sanciones, este tema cobra especial relevancia.

162500cookie-checkResurge la producción de los autos soviéticos Moskvich en Rusia con la puesta en marcha de la planta original

Deja un comentario