Los lugareños de la aldea de Montauk en Nueva York quedaron conmocionados por el descubrimiento de una criatura hinchada y sin sangre que no pudieron identificar y que luego desapareció misteriosamente.

Una extraña criatura llegó a la playa en Long Island, Nueva York (EEUU), en julio de 2008. La bestia hinchada y sin sangre yacía muerta en las playas de Ditch Plains e inspiró al público presente apodarlo como el «Monstruo de Montauk». Una criatura así encajaría bien en cualquier película de terror.

Diversas fueron las opiniones de los lugareños, unos de los cuáles se apresuró a especular que podría ser el resultado mutante de un experimento realizado en el cercano Centro de Enfermedades Animales de Plum Island. Mientras que otros, se inclinaron a comentar que tal vés se trataba de una entidad alienígena que había sucumbido a los elementos terrenales, o incluso, un extraño plan de marketing.

El descubrimiento dió pié a que el director del Museo Internacional de Criptozoología, Loren Coleman, a quien se le atribuye en gran parte el nombre de «Monstruo de Montauk», iniciara una investigación exhaustiva de la criatura.

Parecía el cadáver de un perro tostado por el sol con extrañas ataduras alrededor de las patas. Pero no parecía del tamaño adecuado para ser un perro, y en lugar de un hocico, la criatura parecía tener un pico. Los teóricos de la conspiración de todo el mundo se animaron y Coleman, que estaba al tanto de los descubrimientos de animales extraños, estaba entre los que querían saber más.

Sin embargo, cuando Coleman llegó a Nueva York para inspeccionar a la criatura, su cadáver no se encontraba por ninguna parte. Parecía que alguien lo había quitado a propósito, enviando a los espectadores sospechosos a una caída en picada.

Aunque los lugareños que afirmaron haber visto su cadáver descompuesto antes de que desapareciera, dijeron que no era más grande que un gato, y cualquier conclusión sobre su origen e identidad ahora tendría que ser teórica.

Como tal, algunos expertos han llegado a ver toda la situación como una farsa. Según William Wise, director del Instituto de Recursos Marinos Vivos de la Universidad de Stony Brook, la criatura probablemente era un coyote o un perro que había «estado en el mar por un tiempo».

Agregó que la criatura probablemente no era un roedor, una oveja o un mapache. Otros postularon que la criatura era una tortuga sin caparazón, pero Wise no estuvo de acuerdo. Las tortugas no tienen dientes, mientras que el Monstruo de Montauk ciertamente los tenía.

Por otro lado, se han difundido rumores de que la bestia era un mutante escapado del cercano Centro de Enfermedades Animales de Plum Island. El reportero de cable local Nick Leighton dijo que habló con las tres mujeres antes de que se protegieran de los medios y dijo que su charla del 31 de julio incluyó una charla tímida sobre la narrativa de Plum Island, y que Goldberg le mostró una foto alternativa de la criatura desde otro ángulo de un sitio completamente nuevo.

Nick Leighton visitó las instalaciones de Plum Island dos años después del escándalo de Montauk Monster. Informó que la seguridad era tan estricta que parecía poco probable que algo pudiera escapar. Leighton agregó que tuvo que obtener la aprobación del gobierno para traer un equipo de televisión con él y que el equipo no podía tomar nada de las instalaciones, incluida una botella de agua abierta.

Durante su investigación, Leighton escuchó rumores de un animal muerto que recibió un funeral vikingo, durante el cual fue quemado y enviado a flote en el mar en llamas. Parecía plausible que la criatura «honrada» hubiera llegado a la costa de Ditch Plains quemada y desfigurada.

Esta teoría ganó credibilidad cuando un lugareño no identificado le dijo al reportero Drew Grant que habían encontrado un mapache muerto en la cercana isla Shelter a finales de junio de 2008.

“Esta criatura fue honrada con un funeral vikingo, no simplemente explorada para el entretenimiento vulgar”. “En aras de la divulgación completa, esto sucedió poco después de una competencia de resistencia de submarino y justo antes de un desafío de pinzas para la ropa en los genitales (realizado entre amigos)”, dijeron.

En última instancia, parecía que la criatura no era más que una especie de mamífero muerto o chamuscado. De hecho, Discovery channel especuló oficialmente que probablemente era un mapache. Incluso Coleman estuvo de acuerdo con esta explicación. En su opinión, el Monstruo de Montauk no pertenece a las filas del Yeti y está de acuerdo en que probablemente sea un mapache.

Sin embargo, en cuanto a las ataduras en sus piernas, una triste teoría especula que el Monstruo de Montauk podría haber sido un pitbull que fue forzado a una pelea de perros donde resultó fatalmente herido o asesinado.

Sin embargo, el cadáver nunca fue examinado ni probado y, por supuesto, la teoría del «mapache muerto quemado en una balsa» sigue en disputa. Algunos siguen convencidos de que la criatura era algo completamente diferente.

168381cookie-checkEl misterio irresoluble del ‘Monstruo Montauk’ que apareció en la costa estadounidense de Long Island

Deja un comentario