Según indicó el primer ministro ruso, Gorbachov se convirtió en «sinónimo de reformas globales», «en Rusia como a nivel mundial».

Este martes el presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro Mijail Mishustin, felicitaron al primer presidente de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, con motivo de su 90 cumpleaños, describiendo a quién para muchos es el causante principal de la desintegración de la URSS, como un «estadista destacado» y un «político distinguido».

«Se le considera legítimamente parte de la constelación de personas brillantes y destacadas y estadistas preeminentes de nuestro tiempo que han tenido un efecto importante en la historia nacional y mundial», resalta el telegrama de Putin publicado en el sitio web del Kremlin.

El mandatario ruso destacó al exlíder soviético que «es realmente tremendo que su enorme experiencia profesional y de vida, su energía y potencial creativo proporcionen la base para tomar parte activa en los esfuerzos de conciencia pública tan necesarios y para contribuir a la implementación de proyectos humanitarios internacionales».

Por su parte, el primer ministro ruso señaló que «su nombre, un estadista de renombre y un político de renombre, pasó a la historia y personifica los cambios globales no solo en nuestro país sino también en todo el mundo», destacando que el exsecretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética jugo un papel importante en «el desarrollo de Rusia».

«Trabajando en las oficinas gubernamentales más importantes, [usted] hizo una gran contribución al desarrollo de Rusia y la reforma de la economía nacional», manifestó Mishutin.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también ofreció sus felicitaciones al antiguo líder comunista de la URSS, destacando su contribución a «un mundo más seguro», en una carta de felicitación que fue publicada por Pavel Palazhchenko, intérprete jefe de Gorbachov. en su página de Facebook.

«Estimado presidente Gorbachov: en nombre del pueblo estadounidense, me gustaría felicitarlo con motivo de su 90 cumpleaños, un gran hito en su histórica vida», reseña la carta enviada por Biden.

Además, según resaltó el presidente norteamericano en su mensaje, Gorbachov estuvo «comprometido con la libertad», señalando «su valentía durante décadas para tomar decisiones difíciles, aunque necesarias, han hecho del mundo un lugar más seguro y continúan siendo una fuente de inspiración. Espero sinceramente que la extensión de cinco años de New START es una prueba de que Estados Unidos y Rusia pueden seguir trabajando juntos mientras continuamos juntos con su legado», enfatizó el encargado de la Casa Blanca.

Mijaíl Gorbachov, abogado de profesión, llegó al poder en la Unión Soviética en 1985 tras ser elegido secretario general del PCUS, y primer presidente de la URSS. Durante su período de gobierno que duró hasta 1991, introdujo varias reformas de alcance político y económico, sintetizadas en las denominadas «Pererestroika» y «Glasnot», que buscaban una apertura tanto en el desenvolvimiento autonómico de las empresas, menos centralización y planificación de la economía, y la consiguiente transparencia informativa en el el manejo de la estructura burocrática.

Sin embargo, las políticas implementadas por el reformista Gorbachov no dieron los resultados diseñados por su equipo de gobierno, y condujo estrepitosa e inesperadamente al colapso del sistema socialista, y la desintegración de la Unión Soviética como Estado social al servicio de los trabajadores.

Actualmente, la figura política de Mijaíl Gorbachov no es muy bien vista en Rusia, para la mayoría de los ciudadanos del país, el exíder de las reformas es el responsable directo de la destrucción de la URSS, y es catalogado como «traidor» por el órgano sucesor del PCUS, el Partido Comunista de la Federación Rusa.

En un sondeo reciente del 28 de febrero perteneciente al Centro ruso de Estudio de la Opinión Pública (VCIOM), mediante la entrevista telefónica y que abarcó a 1.600 habitantes de Rusia mayores de 18 años, se desprende que más del 30 % de los ciudadanos en Rusia vinculan directamente a Gorbachov con el desmoronamiento de la Unión Soviética.

Los resultados de la encuesta destacan que el 36% de los participantes ve al exlíder de las reformas como el culpable principal de la desintegración de la Unión Soviética, 7% opina que Gorbachov actuó para complacer a los intereses de EEUU, en conjunto con otros países de Occidente, destruyendo la economía del país socialista.

El 5% de los encuestados está en contra de su «campaña anti-alcohol», el 4% calificó a la Perestroika como una línea política incorrecta. No obstante, los encuestados en parte se posicionaron en dar relevancia a lo positivo durante la gestión del exgobernante, en el sentido de la transparencia y la libertad de expresión, recogiendo un paoyo del 9%, un 4% se inclinó por darle crédito a la «Perestroika», así como el desarrollo de relaciones internacionales con un 3%, mientras tanto, en su mayoría, el 37% no señaló nada bueno del líder reformista.

Por otra parte, el 46%, sostiene que Gorbachov actuó en interés de un grupo reducido de personas, 14% manifiesta que eso fue en interés de la minoría, y el 13%, que las acciuones del exdirigente fue a favor de la mayoría. Además, para el 7% de los participantes en el estudio, su trabajo fue en interés de toda la sociedad, mientras que para el 20% le es difícil hacer una valorarión.

40121cookie-checkPutin felicitó a Gorbachov en su 90 cumpleaños, indicando que es un «político distinguido»

Deja un comentario