En 2020, la pandemia del coronavirus provocó en el país nortemericano una disminución en todas las actividades relacionadas con el petróleo, debido a la caída de la demanda de combustibles fósiles a nivel global.

La República Popular China se ha convertido a lo largo de este último año en «la mayor refinería del mundo», destaca el portal informativo oilprice.com, que en un estudio indicó como el gigante asiático supero a Estados Unidos en el procesamiento del petróleo, en medio del azote de la pandemia global del coronavirus, favorecido en parte por la política aplicada por el gobierno chino que llegó a pagar incluso a sus refinerías para que aumentasen la producción.

Según señala el reporte, en base a los datos publicados esta semana por la Administración de Información Energética de EEUU, el país norteño experimentó una caída considerable en la demanda de los combustibles fósiles durante el año 2020, provocando a su vez una disminución en todas las actividades relacionadas con el petróleo, resaltando al mismo tiempo que, por ejemplo, China aprovechó esa caída en los precios del crudo para aumentar su capacidad de refinación, en comparación con su rival estadounidense en ese sector.

Sin embargo, aunque el estudio revela la posibilidad de que EEUU vuelva a superar a China en los volúmenes de refinación del petróleo para finales del 2021, señala a su vez, que las previsiones de la demanda a largo plazo apuntan a que esa tendencia sea de corta duración, con lo cuál se repetiría el ciclo en que el gigante asiático supere nuevamente a Estados Unidos a medida que la demanda de combustibles en Asia siga creciendo como hasta ahora.

En 2020, la pandemia del coronavirus no representó la única razón de la marcada disminución de la producción de combustible estadounidense. desde inicios del año pasado, las fuertes tormentas que afectaron al estado de Texas obstaculizaron la producción de las refinerías en esa parte del país. Durante la tormenta, ocasionando que la refinación petrolera cayera a sus niveles más bajos desde el 2008.

Con la mayor parte de los oleoductos de Estados Unidos colapsados en Texas, los productores se vieron obligados a reducir el procesamiento del preciado crudo en 2,6 millones de barriles por día. La compañía multinacional Shell, por ejemplo, suspendió la producción en su refinería de Convent, en Luisiana, a finales del 2020, tratándose de una planta que tenía 35 veces la capacidad de refinación total de China, cuando fue inaugurada en 1967.

China por su parte, logró traducir los efectos negativos de la pandemia del coronavirus a nivel global, en beneficio propio para ese sector, alcanzando procesar en noviembre pasado, alrededor de 1,2 millones de barriles diarios de petróleo, destacándose en ese proceso, la nueva planta de la empresa Rongsheng Petrochemical en Zhejiang, En sus proyecciones, hasta el moemnto el país asiático tiene planificado la construcción de unas cuatro grandes refinerías, de las cuales, algunas se especializarán en la producción de componentes básicos de plásticos, como el etileno y el propileno.

44710cookie-checkChina desplazó a Estados Unidos en capacidad de procesamiento del crudo

Deja un comentario