El presidente ruso manifestó esas palabras durante su discurso anual ante la Asamblea Federal de Rusia (Parlamento), remarcando que las acciones hostiles por parte de algunas potencias en Occidente contra su país «no cesan». «El querer culpar a Rusia por cualquier motivo y, más a menudo, sin ningún motivo en absoluto se convirtió en un tipo de deporte para algunos países», manifestó Putin.

Este miercoles 21 de abril, durante su intervención de caracter anual ante la Asamblea Federal de Rusia (Parlamento), el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió a «los autores de provocaciones que amenacen los intereses fundamentales de la seguridad de Rusia se arrepentirán de lo que hicieron como no se han arrepentido de algo desde hace mucho tiempo», enfatizó el mandatario a los diputados rusos.

Putin remarcó que «las acciones hostiles por parte de algunas potencias en Occidente contra su país no cesan». «El querer culpar a Rusia por cualquier motivo y, más a menudo, sin ningún motivo en absoluto se convirtió en un tipo de deporte para algunos países», argumentó el presidente.

Al efecto, destacó el mandatario ruso, que desde el Gobierno: «Nos comportamos a este respecto con moderación, lo diré directamente, sin ironía, se puede decir, modestamente. A menudo no respondemos no solo a las acciones hostiles, sino a la grosería franca».

En su mensaje anual, Vladimir Putin señaló que «Rusia construye sus relaciones con la gran mayoría de los Estados, incluidos los países europeos, basándose en el respeto mutuo», sin embargo, enfatizó que Moscú «va a establecer por su propia cuenta, en cada caso concreto, ‘una línea roja’ en las relaciones con otros países», declaró a los asistentes al evento parlamentario ruso.

«Tengo que decir esto. Tenemos paciencia, responsabilidad, profesionalismo, confianza en nosotros mismos y en nuestra rectitud, así como sentido común a la hora de tomar cualquier decisión». «Pero, espero que nadie decida cruzar la llamada línea roja en las relaciones con Rusia, y definiremos esas [líneas rojas] por nuestra cuenta en cada caso individual», argumentó Putin.

«No queremos quemar puentes, pero si alguien percibe nuestras buenas intenciones como indiferencia o debilidad y tiene la intención de hacer explotar estos puentes, debe saber que la respuesta de Rusia será asimétrica, rápida y dura», sentenció el mandatario.

En otros temas, el presidente de Rusia se refirió también a la cuestión de la pandemia global del coronavirus, remarcando que con su llegada en 2020, «el mundo se enfrentó a un momento de incertidumbre absoluta», enfatizando su agradecimiento al pueblo ruso por la comprensión de los riesgos de contagios con la enfermedad Covid-19, destacando que en dicho período, «detrás de una corta lista de medidas está el enorme y arduo trabajo de millones de personas en todas las regiones de Rusia», calificando ese esfuerzo colectivo de «eficiente y concienzudo responsable y solidario».

«Nuestro agradecimiento a los médicos que lucharon contra el virus arriesgando su vida y a los científicos rusos que hicieron un avance, al lograr desarrollar 3 vacunas contra el Covid-19», declaró el mandatario.

No obstante, Putin alertó sobre el hecho de que «el virus todavía no ha sido combatido completamente y sigue siendo una amenaza directa», «Pido a todos los ciudadanos cuidarse a sí mismos y a sus familias. Pónganse una vacuna, solo así bloquearemos la epidemia, de peligro mortal. No hay otro camino, el otro camino es peor: enfermarse con unas consecuencias difíciles de predecir», enfatizó el presidente ruso.

«Debemos tener un escudo de seguridad sanitaria y biológica fuerte y fiable. Ahora entendemos lo que es. Es necesario garantizar la independencia de Rusia en la producción de toda la gama de vacunas, sustancias farmacéuticas, incluidos los medicamentos contra las infecciones resistentes a la actual generación de antibióticos», señaló el representante del Kremlin, indicando la importancia de alcanzar la independencia en el plano científico en todos los órdenes.

En cuanto al tema social, Vladimir Putin subrayó que su Gobierno está abordando la cuestión del apoyo estatal a los residentes de Rusia, insistiendo en la necesidad de simplificar el procedimiento para recibir las prestaciones y pensiones, destacando que personalmente ha ordenado elaborar un sistema integral para disminuir el nivel de pobreza de las familias con hijos, así como nuevas medidas de apoyo financiero.

Al referirse sobre el estado de la economía en el país, el mandatario ruso remarcó que el hecho de que la pandemia del coronavirus «socavó la prosperidad de la gente en todo el mundo. Lo sabemos por las cifras, lo mucho que agudizó los problemas de la desigualdad social, de la pobreza. Es un desafío para todos los países del mundo», manifestó.

Según Putin, ha instado a las autoridades en su Gobierno para «restablecer el mercado de trabajo para finales de 2021, pero hay que tratar de resolver la tarea más temprano para que la gente reciba un sueldo fijo. Y para el apoyo, la creación de nuevos trabajos, el Estado va a promover la iniciativa empresarial, estimular las inversiones privadas», argumentó el presidente, quién además aseveró, se adoptarán medidas para apoyar también a las pequeñas y medianas empresas en el país euroasiático.

48130cookie-checkPutin a quienes atenten contra la seguridad de Rusia: «se arrepentirán como no lo han hecho desde hace mucho tiempo»

Deja un comentario