Además, como parte del ‘Estado de la Unión’ entre los dos países exsoviéticos, también está en marcha un plan para unificar las leyes rusa y bielorrusa en diferentes áreas de la economía, construir mercados financieros y energéticos iguales, un espacio de transporte, formar e implementar una política industrial y agrícola en común.

Las República Federativa de Rusia y la República de Bielorrusia llevarán a cabo este 10 de septiembre la firma de 28 programas del ‘Estado de la Unión’ entre ambos países, según anunció este jueves el propio presidente ruso Vladimir Putin, luego de las conversaciones sostenidas con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko.

«Se trata de unos 28 de los denominados programas estatales de la Unión destinados a armonizar las leyes rusas y bielorrusas en diversas áreas de la economía, garantizando la igualdad de condiciones para las actividades de las entidades económicas de los dos países, formando mercados financieros y energéticos comunes y un espacio de transporte común. , así como en el desarrollo e implementación de una política industrial y agrícola común. Y hoy, me complace observar que se han acordado los 28 programas», manifestó el mandatario de Rusia durante la conferencia de prensa al término de la conversación entre los dos líderes.

Según indicó Putin, los 28 programas acordados «serán aprobados en una reunión del Consejo de Ministros del Estado de la Unión en Minsk (capital de Bielorrusia) mañana y después de eso, se presentarán para su aprobación al Consejo Supremo del Estado de la Unión que se espera que celebre una reunión antes del final del año».

Entre las particularidades del acuerdo, resalta el hecho de que antes del 1 de diciembre de 2023, Rusia y Bielorrusia firmarán un tratado sobre la creación de un mercado conjunto de gas en beneficio de los dos países. En ese sentido, Rusia y Bielorrusia tienen la intención de celebrar acuerdos sobre la unificación de los mercados de la energía, incluidos el gas, el petróleo y la electricidad, como parte del Estado de la Unión.

«Está previsto concluir un acuerdo sobre la unificación de los mercados de petróleo y productos derivados del petróleo, así como un acuerdo sobre un mercado único de electricidad», dijo el líder ruso, asegurando además, que el precio del gas ruso para Bielorrusia en 2022 se mantendrá al nivel de 2021.

Vladimir Putin comentó a los medios de prensa, que su país y Bielorrusia se han trazado una línea de trabajo estrecha que incluye adoptar «una política industrial unificada y hacia el acceso a las compras estatales y pedidos estatales». «Pactamos llevar a cabo una política macroeconómica común, armonizar la política monetaria, integrar los sistemas de pago, garantizar la seguridad de la información, profundizar la cooperación en la esfera aduanera y fiscal», expresó el presidente de Rusia.

Los 28 programas acordados por ambos presidentes, también estipulan crear una metodología para armonizar los impuestos indirectos y a introducir un sistema integrado para administrar dichos impuestos dentro del Estado de la Unión. «Esto nos permitió acordar algo más: acordar que nos estamos moviendo hacia una política industrial única y acceso a la contratación pública y los pedidos gubernamentales», remarcó Putin.

«Al construir el Estado Unión de Rusia y Bielorrusia, las bases deberían haber comenzado con lo acordado ahora, como la creación de una base económica de las relaciones bilaterales. El resto es una construcción política», enfatizó el mandatario ruso. «Una vez que hayamos hecho lo que acabamos de acordar, entonces podremos decir que estamos listos para los siguientes pasos, pero este es un caso para el futuro. Echaremos un vistazo porque la situación cambia y cambia rápidamente», argumentó.

Por otra parte, Rusia y Bielorrusia planean integrar sus sistemas de pago nacionales y crear un espacio de pago único dentro del Estado de la Unión entre los dos países exsoviéticos. «Algunos de los programas que se desarrollaron dentro del estado de la Unión tienen como objetivo armonizar la legislación fiscal y aduanera de los dos países», señaló Putin durante la riueda de prensa.

«Se han determinado las pautas generales para la formación de una política monetaria única en el futuro. La implementación de la regulación monetaria, la integración de los sistemas de pago nacionales y la creación de un espacio de pago único dentro del Estado de la Unión», aseveró el mandatario de Rusia.

En torno al tema de una moneda común entre Rusia y Bielorrusia, Vladimir Putin comentó que «es demasiado pronto para hablar de una moneda unificada para Rusia y Bielorrusia, los dos países primero deben garantizar una política macroeconómica común», puntualizó el encargado del Kremlin.

«En cuanto a una moneda única, estamos de acuerdo con esto, y Alexander Grigorievich (Lukashenko) estuvo de acuerdo. Es muy importante llevar a cabo una política. Se han dado los primeros pasos, ya he dicho que el Banco Central de Rusia y el Banco de Bielorrusia deben armonizar la política monetaria, integrar los sistemas de pago, la seguridad de la información en el sector financiero. Todo esto es necesario para abordar una herramienta más compleja», argumentó Putin.

«La implementación de los programas de la unión será un paso importante hacia la creación de un espacio económico común entre nuestros dos países», lo cuál aseguró Putin, «supondrá un potente impulso, un estímulo para un mayor crecimiento de las economías de Rusia y Bielorrusia».

En consonancia, Lukashenko expresó a los periodistas que los bancos centrales de Rusia y Bielorrusia habían estudiado el tema de la moneda única, pero reveló que él personalmente pidió durante los encuentros con Putin «no tocar este tema todavía». Según el líder bielorruso, los bancos centrales creen que ambos estados aún no están preparados para ese paso. Aunque el presidente bielorruso agregó que deberían volver a este tema.

«El Estado de la Unión no es solo una unión económica, sino también política, la integración es extremadamente beneficiosa tanto para los dos países». «Bielorrusia y Rusia, si es necesario, se acercarán aún más militar y políticamente. Si necesitamos una integración más estrecha entre Rusia y Bielorrusia, lo haremos instantáneamente, tan pronto como sintamos las necesidades de nuestra gente», enfatizó el presidente bielorruso.

Ambos países exintegrantes de la URSS, unificarán su poderío militar en el marco de 28 programas conjuntos.

Durante la reunión celebrada entre ambos mandatarios, Putin puntualizó con Lukashenko sobre la necesidad de proceder a la formación de un espacio de defensa común entre Rusia y Bielorrusia con respecto a su frontera exterior.

«Hoy, discutimos temas relacionados con la formación de un espacio de defensa común y garantizar la seguridad a lo largo de nuestras fronteras», señaló el presidente ruso, poniendo de relieve el próximo ejercicio militar conjunto Zapad-2021, que tendrá lugar en Rusia y Bielorrusia, el cuál Putin calificó como «muy importante».

Según declaró el líder ruso, los ejercicios militares ruso-bielorrusos Zapad-2021 «no están dirigidos contra nadie», si bien argumentó, que la realización de ejercicios conjuntos entre los dos países es «lógico en un momento en que otras alianzas, como la OTAN, aumentan activamente su presencia cerca de las fronteras del Estado de la Unión y de los países integrantes de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva ( OTSC)». Los simulacros están programados para realizarse del 10 al 16 de septiembre.

65230cookie-checkRusia y Bielorrusia unificarán su poderío militar en el marco de 28 programas conjuntos

Deja un comentario