Fenghe expresó su descontento a Lloyd Austin, por la interferencia de EEUU en los asuntos políticos internos de China.

En una conversación sostenida el viernes, el ministro de Defensa de la República Popular China, Wei Fenghe, y su homólogo norteamericano, Lloyd Austin, ambos lados discutieron sobre la necesidad de garantizar que las tensiones bilaterales, sobre todo en el ámbito diplomático, no resulten en problemas de comunicación que derive en desafortunados malentendidos militares.

El Foro de Shangri-La, principal reunión de seguridad de Asia, que se celebra en Singapur entre los días 10 y 12 de junio, sirvió como marco propicio para que las delegaciones de EEUU y China debatieran sobre este tema. Según informó la Televisión Central de China, Wei Fenghe y Austin «expresaron su voluntad de resolver las diferencias y fortalecer la confianza mutua».

El coronel Wu Qian, vocero del Ministerio de Defensa Nacional de China, la reunión repasó asuntos clave como las relaciones china-estadounidense, tanto en el área militar como económico, analizaron la tensa situación que se vive sobre la soberanía de Taiwán (a la cuál Pekín considera para integral de la China continental), la situación en el mar de la China Meridional y el conflicto en Ucrania.

Fenghe enfatizó que China reafirma su posición respecto a su soberanía sobre Taiwán, señalando que el Ejército chino está preparado para, en caso de que esa «provincia rebelde» declare su independencia, luchar y aplastar resueltamente cualquier intento de las autoridades taiwanesas en ese sentido.

«Si alguien se atreve a separar a Taiwán de China, el Ejército chino definitivamente no dudará en iniciar una guerra, cualquiera que sea su costo», «salvaguardando firmemente la soberanía nacional y la integridad territorial. El uso de Taiwán para contener a China nunca prevalecerá», remarcó el ministro.

Fenghe expresó su descontento a Lloyd Austin, por la interferencia de EEUU en los asuntos políticos internos de China. «Estados Unidos no debería interferir en los asuntos internos de nuestro país». «Esa es la única forma en que puedes salvar las relaciones chino-estadounidenses», manifestó el funcionario.

El ministro de Defensa chino dijo que Washington debería dejar de empañar la imagen de la República Popular China (RPC) y calificó de inaceptable la presión de la Casa Blanca, que intenta de todas las formas posibles infringir los intereses de Pekín.

«China busca desarrollar relaciones con Estados Unidos de una manera que convenga a dos potencias líderes». “Las fuerzas armadas de nuestros países deben evitar la confrontación”. «Para ello, es de vital la importancia de que los ejércitos de ambos países fortalezcan constantemente los contactos mutuos». «Estados Unidos debe tratar el proceso de desarrollo y fortalecimiento de la República Popular China de manera razonable», declaró Fenghe.

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Taipei en 1979 y las estableció con la República Popular China. Aunque está comprometido con la política de Una China, Washington sigue manteniendo contactos con la isla autónoma y le suministra armas.

Diplomático chino advierte a EEUU de graves consecuencias por alentar el separatismo de Taiwán.

Las autoridades chinas no tienen intención de tolerar las acciones de Washington en apoyo de los separatistas en Taiwán y advierten que Estados Unidos enfrentará graves consecuencias por tales intentos, dijo recientemente, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian.

«Estados Unidos ha intensificado recientemente sus actividades sobre el tema de Taiwán, alentando y apoyando tácitamente a los partidarios de la llamada independencia de Taiwán». «Es peligroso para Taiwán y tendrá graves consecuencias para Estados Unidos», enfatizó Zhao Lijian.

Según el vocero, las tensiones comenzaron a escalar en el Estrecho de Taiwán debido a los intentos de las autoridades taiwanesas de «utilizar Taiwán para manipular a China junto con los EEUU».

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, declaró anteriormente que el liderazgo actual de Taiwán busca impulsar los lazos con Estados Unidos en términos de fortalecer la seguridad regional.

Taiwán ha sido gobernado por su administración local desde 1949 cuando las fuerzas restantes del Kuomintang dirigidas por Chiang Kai-shek (1887-1975) huyeron a la isla después de sufrir una derrota en la guerra civil de China. Desde entonces, Taiwán ha conservado la bandera y algunos otros símbolos de la República de China que existían en China continental antes de que los comunistas llegaran al poder.

137280cookie-check«Quien se atreva a separar a Taiwán de China debe saber que iniciaremos la guerra», advirtió ministro chino de Defensa

Deja un comentario